Indígenas de Ecuador siguen marchando contra Presidente Correa | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Machachi, Ecuador | AFP | Después de diez días de caminata, “Rafael Correa ofendió al pueblo indígena”, repiten como consigna cientos de nativos, muchos exseguidores del presidente, al ingresar a Quito la tarde del martes para sumarse a una huelga opositora.

Los quichuas y saraguros, que partieron el 2 de agosto desde el sur del país, recorrieron 800 km a pie y en auto hasta alcanzar su destino.

En la capital, esperan hacer oír como pocas veces su reclamo contra Correa, el presidente izquierdista que, según ellos, dividió al movimiento indígena con ofrecimientos a algunos de sus líderes y críticas feroces a quienes no se le plegaron.

Sin embargo, ya no son la fuerza capaz de tumbar gobiernos con sus levantamientos (protestas progresivas sin armas) ni llenan las calles como en los noventa.

Aun así, los cerca de 250 manifestantes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) marcharon alegres entonando cantos y saludando a los espontáneos que los auparon en su trayecto hacia Quito, donde se sumarán a la huelga que convocaron para el jueves sindicatos y grupos de derecha.

Esta vez, aseguran, lograrán que “el prepotente Correa” rectifique.

El mandatario, que cuenta con el respaldo de un importante número de indígenas, se ha referido a sus opositores de Conaie como “aliados de la derecha” y “ponchos dorados (de élite)”.

“Voté la primera vez por Correa pensando que el discurso era auténtico. Después nos dimos cuenta que se robó el discurso del movimiento indígena para después irse en contra de él”, comentó a la AFP Luis Sarango, un indígena que marchó desde Loja (sur y fronteriza con Perú) hacia Quito.

Ahora “rechazo”, agrega, esa actitud “prepotente” de Correa.

El mandatario, quien aprendió quichua cuando convivió en su juventud con aborígenes del centro de Ecuador, se ganó adversarios indígenas con sus proyectos de explotación petrolera y minera a los que se oponen varias comunidades alegando un grave impacto ambiental.

Los indígenas representan el 7% de la población ecuatoriana, según el censo oficial.

Síguenos por @800noticias