HRW dice que masacres en cárceles de Brasil son por “décadas de negligencia” | 800Noticias
800Noticias
Caras y Rostros

EFE

Human Right Watch (HRW) afirmó este viernes que las últimas masacres producidas en el interior de varias cárceles de los estados brasileños de Amazonas y Roraima, que han dejado cerca de un centenar de muertos, son el resultado de “décadas de negligencia” por parte de las autoridades del país.

“Las muertes en Roraima demuestran, una vez más, la falta de control de las autoridades brasileñas sobre lo que pasa dentro de las cárceles. No son accidentales, resultan de décadas de negligencia por parte de las autoridades brasileñas”, dijo la directora de HRW en Brasil, María Laura Canineu, citada en un comunicado.

Al menos 33 internos fueron hallados hoy muertos en los pasillos de la Penitenciaria Agrícola de Monte Cristo (PAMC), en Boa Vista, capital de Roraima, que se suman a los 56 registrados entre el 1 y el 2 de enero en una cárcel de la ciudad amazónica de Manaos tras una reyerta entre bandas criminales rivales.

En otra prisión de Manaos, capital de Amazonas, se notificaron a comienzos de este año otras cuatro víctimas, mientras que en una cárcel del estado de Paraíba hubo otros dos asesinados esta semana.

Canineu señaló además que el sistema penitenciario brasileño necesita “una reforma estructural profunda y urgente” que ofrezca alternativas a la prisión, garantice asistencia jurídica a los presos y elimine “los retrasos judiciales injustificados”.

Según datos de la oenegé, la población carcelaria de Brasil creció 85 % entre 2004 y 2014 y el 40 % de los presos están a la espera de juicio, conviviendo junto a reos ya condenados.

La nueva crisis carcelaria ha obligado al Gobierno del presidente Michel Temer a adelantar a este jueves la publicación de su Plan Nacional de Seguridad con el que pretende reducir la alta tasa de homicidios, combatir el crimen organizado y modernizar el sistema penitenciario, con graves problemas de hacinamiento.

Para HRW “es necesario” que el Estado brasileño asegure “la resociabilización por medio de programas educativos” en los centros penitenciarios y “cumpla con la legislación internacional y nacional sobre la separación de los presos” en función de su peligrosidad y pertenencia a grupo criminal.

La organización no gubernamental subrayó, por otro lado, que Brasil tiene que revisar su política “retrógrada” de drogas que encarcela a “miles de personas por llevar cantidades pequeñas” de este tipo de sustancias.

Síguenos por @800noticias