Hasta 500 mil dólares exigen extorsionadores a comerciantes en el Zulia | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Nota de prensa

Desde enero de 2018, la ola de casos de extorsión en la circunscripción metropolitana del Zulia – que comprende los municipios Maracaibo, San Francisco, La Cañada de Urdaneta y Jesús Enrique Lossada-, se ha incrementado de una manera insólita; pese a los anuncios realizados en los últimos dos meses por gobernador Omar Prieto, asegurando que los índices delictivos disminuyeron para el 30 de julio en 54%.

Aunque la primera autoridad del estado hace esos anuncios, la realidad contrasta con los hechos que se han suscitados en las últimas semanas, en los cuales restaurantes, cafés, farmacias, licorerías y entre otros comercios se han visto en la obligación de cerrar sus puertas. ¿Cuál es la razón? Las insistentes llamadas, mensajes e inclusive ataques a los locales para amedrentar a los propietarios y obligarlos a pagar una vacuna que en algunos casos llega a los 500 mil dólares, solo para dejarlos “tranquilos” y que puedan seguir desarrollando su actividad comercial.

El caso más reciente fue el ocurrido la noche de este lunes 27 de agosto en la avenida 15 de Sierra Maestra con calle 16 del Municipio San Francisco, en un mini centro comercial donde se encuentran una licorería y una farmacia, cuando unos sujetos en dos motocicletas arrojaron un artefacto explosivo en contra de los locales.

De acuerdo a las versiones de los cuerpos de seguridad que se apersonaron en el lugar, se trató de una granada fragmentaria, la cual causó varios daños materiales a las fachadas de los comercios.

Un trabajador de la zona, a quien llamaremos Hernán  para proteger su identidad por razones de seguridad, decidió contar la historia sobre los hechos que ocurren desde hace varias semanas en la zona.

“Desde hace unas semanas para acá hemos recibido mensajes por whatsapp de un número desconocido, nos amenazan con hacerle daño a nuestros familiares si nos negamos a pagar 500 mil dólares, los que llaman se identifican con la banda de Willy Meleán. ¿De dónde vamos a sacar ese dinero? si apenas se produce para cubrir los gastos del negocio y pagar la nómina”, acotó Hernán.

Este trabajador teme por su integridad física y la de sus familiares, acotó que los propietarios abandonaron el país por miedo a lo que pudiera ocurrirles, pese a eso asegura que fueron  hasta las instancias correspondientes a levantar la denuncia y afirman que las autoridades no se han abocado a dar una solución.

“Fuimos hasta el Conas a interponer la denuncia y nadie nos ha prestado atención, el lunes vinieron las autoridades pero eso no nos sirve de nada, las amenazas continúan y no queremos tampoco perder nuestros empleos en el caso que los dueños se vean forzados a cerrar los negocios”, manifestó preocupado nuestro informante.

Pese a las denuncias realizadas los trabajadores creen que existen vinculaciones entre algunos funcionarios de los cuerpos de seguridad con el supuesto grupo de delincuentes que se adjudican pertenecer a la banda de Willy Meleán.

“El día que fuimos al Conas a poner la denuncia, horas más tarde le cayeron a tiros nuestro local en Maracaibo y a este en San Francisco, tenemos miedo y ya no confiamos en los cuerpos de seguridad, ya no se sabe quien es el bueno y quien es el malo, la corrupción es tan grande que cualquiera pudo informar a estos delincuentes sobre la denuncia que realizamos”, expresó Hernán.

Otros casos

La semana pasada, específicamente el 16 de agosto en horas del mediodía, la residencia del médico y especialista en cirugía plástica, Diomar Flores, ubicada en la Urbanización La Lago, en la parroquia Olegario Villalobos de Maracaibo, también fue atacada con un artefacto explosivo, que de acuerdo a la minuta levantada por el Conas – Gaes 11 del Zulia, se trató de una granada M26, la cual causó daños en las ventanas del estudio y fachada de la vivienda del galeno.

En este caso, la victima también relató a las autoridades que recibió mensajes y llamadas de un número telefónico identificado con código de Colombia y que los sujetos le decían que pertenecen a la banda de Willy Meleán.

De acuerdo a varios testigos, los sujetos llegaron hasta la residencia de Flores en un vehículo marca Chevrolet, modelo Spark, color dorado y arrojaron el artefacto en contra de la vivienda.

También es público y notorio el cierre de la famosa heladería 4D en Maracaibo, al igual que Briṻ Café, el restaurante Cinema y otros comercios producto de las incesantes llamadas y mensajes amenazantes en los que exigen el pago de una cuota única anual en dólares y que en caso de negarse pone en riesgo la vida de los trabajadores y propietarios.

Los afectados hacen un llamamiento al ciudadano gobernador Omar Prieto, para que tome medidas contundentes, depure los cuerpos de seguridad y exija al Ministerio del Poder Popular para la Justicia y Paz la intervención de los organismos adscritos a este y se combata a la delincuencia organizada, así como lo manifestó este lunes en su cuenta de Twitter, sin importar que “caiga quien caiga”.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias