Habla el padre del pequeño sirio ahogado “se me escapó de las manos” | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Afp.- La guerra, el exilio y, al final del camino, la muerte. El padre del niño de 3 años cuya muerte ha conmocionado en el mundo describió el final trágico de su periplo para escapar a la guerra civil en Siria, a unos centenares de metros de la costa turca.

El cuerpo del pequeño Aylan Kurdi (o Shenu según su familia siria) fue descubierto la mañana del miércoles en una playa del elegante balneario de Bodrum (suroeste de Turquía). Con el rostro contra la arena, como si durmiera apacible.

No lejos de él, su hermano Ghaled, de 5 años, y su madre Rihanna, de 27 años, muertos ahogados con otros nueve refugiados sirios que intentaban llegar a la isla griega de Kos, puerta de entrada a la Unión Europea (UE), como miles más antes que ellos. Sus dos pequeñas embarcaciones se hundieron durante la noche.

“Llevábamos chalecos salvavidas pero el barco se volcó súbitamente porque hubo gente que se puso de pie. Yo daba la mano a mi mujer, pero mis hijos se me escaparon de las manos”, contó el jueves el padre, Abdalá Shenu, a la agencia de prensa Dogan.

Estaba a oscuras y todos gritaban, por eso mi mujer y mis hijos no pudieron oír mi voz. Intenté nadar hasta la costa gracias a las luces pero no pude encontrar a mi mujer y mis hijos una vez en tierra”, explicó Shenu, “fui al hospital y allí me dieron la mala noticia“.

Reproducidas por las redes sociales y luego por buena parte de la prensa occidental, las fotos del cuerpo sin vida de Aylan han dado la vuelta al mundo y personalizado el drama de cientos de miles de sirios que intentan por todos los medios salir de su país en guerra desde hace más de cuatro años.

Como contaba a la AFP un periodista sirio, Mustefa Ebdi, la familia Shenu llevaba tres años errando en busca de un remando de paz. “Salieron de Damasco en 2012 hacia Alepo (norte) y cuando empezaron los combates partieron a Kobane”.

Pero la ciudad turca fue atacada por los yihadistas de Estado Islámico (EI) en otoño de 2014. Abdalá, su esposa y sus dos hijos huyeron a Turquía.

Síguenos por @800noticias