Grecia vive fin de semana de movilizaciones contra la ley escoba del Gobierno | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Los empleados del metro de Atenas comenzaron hoy un paro total de 48 horas contra la ley escoba diseñada por el Gobierno que contempla, entre otros aspectos, subidas de impuestos indirectos, y que será votada el domingo por la tarde en el pleno parlamentario.

El domingo se unirán a esta huelga los trabajadores del servicio de autobuses y de todo tipo de trenes interurbanos, los cuales decidieron no empezar el paro hoy para no causar “molestias”, según los sindicatos, a los pasajeros que ya habían adquirido billete.

Para el mismo día de la votación está prevista además una gran manifestación en la plaza Syntagma, frente al Parlamento, a la que no solamente están convocados los trabajadores de los diversos medios de transporte, sino también los empleados públicos, por llamamiento del sindicato ADEDY y los del sector privado, ya que su principal sindicato, GSEE, también expresó su apoyo a esta concentración.

GSEE aseguró en un comunicado que después de lo negativa que resultó la aprobación de la reforma de la caja de las pensiones, “el Gobierno continúa su trabajo destructivo, con un golpe de gracia a toda la sociedad griega” a través de “nuevos impuestos y venta de bienes públicos”.

ADEDY por su parte señaló que espera que no se apruebe “el memorándum bárbaro” y que no se apliquen los “recortes en pensiones y gasto social”.

La ley escoba que quiere aprobar el Gobierno de la coalición de Syriza y Griegos Independientes (ANEL), contempla subidas de impuestos indirectos, incluido el IVA, con los que el Ejecutivo espera recaudar 1.800 millones de euros al año, que se unen a los 3.600 millones al año en recortes y subidas de gravámenes aprobados hace dos semanas.

El paquete legislativo también liberaliza la venta de créditos morosos a fondos de inversión, configura el mecanismo de recorte automático del presupuestos en caso de que el Gobierno no cumpla los objetivos de superávit acordados con los acreedores y establece un nuevo fondo de privatizaciones que sustituirá al antiguo TAIPED y que tendrá más atribuciones.

Además el ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, introdujo ayer por la tarde una enmienda adicional a la ley que contempla congelar los salarios de los funcionarios públicos en “régimen especial”, es decir jueces, personal militar o policías, durante dos años, medida con la que espera ahorrar hasta 118 millones de euros por ejercicio.

El Ejecutivo quiere que tras la aprobación de este segundo paquete de reformas el Eurogrupo del martes concluya la primera revisión del tercer rescate y abone el primer tramo del mismo, con el que Grecia hará frente a obligaciones de pago de deuda y a atrasos en otros pagos.

El Gobierno espera además que los miembros de la zona euro comiencen a considerar en la reunión de la semana que viene un plan de alivio de la enorme deuda de Grecia.

Síguenos por @800noticias