Gobierno utiliza sus relaciones en el exterior como vía para resolver problemas internos | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Francisco La Mura.- La crisis fronteriza entre Colombia y Venezuela ha sufrido una escalada importante, que descompone mucho más las relaciones bilaterales entre ambos países, afirmó la internacionalista Elsa Cardozo, experta en temas de negociación entre venezolanos y colombianos.

“Han sucedido muchas cosas –en días recientes- y la pregunta es ¿por qué en este momento? ¿qué consecuencias tiene?”, dijo la especialista en estudios internacionales, quien rechazó que el Ejecutivo nacional siga utilizando sus relaciones en el exterior como instrumento para resolver problemas de política nacional. “Así veo muy difícil que ninguna mediación internacional funcione en el conflicto”.

Criticó el viaje hecho por el presidente Nicolás Maduro por naciones asiáticas a pesar de haber declarado estado de excepción en Táchira. “El Presidente se va de viaje y no deja medidas sustantivas centrándose en conversar con el presidente Juan Manuel Santos”. La gira provocó que pospusieran la convocatoria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para tratar la crisis en la frontera.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció el pasado martes nuevas estrategias en Cúcuta para afrontar el problema fronterizo. Su gabinete acudirá a la Organización de Naciones Unidas y a otros organismos internacionales para que escuchen las quejas de su país sobre los supuestos maltratos hacia miles de colombianos en la frontera.

“Hay unas medidas extremas en la frontera y es imposible que no llame la atención de las organizaciones internacionales de derechos humanos”, agregó Cardozo, quien cree que Venezuela y Colombia no rompan relaciones a pesar haber tensas situaciones.

“El Gobierno cierra la frontera por problemas en la política nacional como la escasez, inflación y desabastecimiento”.

La fiscalía colombiana denunciará ante la Corte Penal Internacional a civiles y militares venezolanos por la supuesta violación de los derechos humanos a ciudadanos colombianos. “El Gobierno colombiano tiene todo el derecho de estudiar la posibilidad el caso y meter el expediente en la corte. La CIP es una instancia compleja que hay que llevar los casos bien documentados”.

Cardozo rechazó la manera en que Maduro expresa sus discursos. “Es un discurso ofensivo, sobre todo hacia la calidad de los inmigrantes colombianos”.

La internacionalista cree que en ambas naciones no existe la necesidad de crear canales de comunicación. “El primer paso sería que los dos países crearan un informe sobre la situación”.

Ve lejano un acercamiento del Papa Francisco como mediador. “Tal vez lo haga en conversaciones privadas. Francamente no lo veo como un mediador formal”.

Síguenos por @800noticias