Gobierno de Rumania renuncia debido a crisis por incendio de discoteca | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Bucarest, Rumania | AFP | El primer ministro rumano, Victor Ponta, renunció el miércoles en respuesta a las protestas consecutivas al incendio de una discoteca que dejó 32 muertos el viernes pasado en Bucarest.

“Dejo mi cargo de primer ministro”, dijo Ponta en una declaración retransmitida por televisión.

“Espero que la dimisión del gobierno satisfaga a la gente que estaba en la calle”, agregó, en referencia a las miles de personas que el martes exigieron su dimisión en Bucarest y otras ciudades del país.

“Sólo puedo constatar la ira legítima que existe en la sociedad”, agregó Ponta, que consideró legítimo que altos cargos asuman la responsabilidad de la tragedia y no sólo los tres dueños de la discoteca.

Un espectáculo pirotécnico provocó un incendio el viernes en la discoteca Colectiv en el centro de Bucarest.

Un total de 32 personas murieron y cerca de 200 resultaron heridas.

Los tres propietarios del local, acusados de homicidio involuntario, fueron detenidos el martes preventivamente por un plazo de 30 días.

Después del drama, el presidente rumano, el conservador Klaus Iohannis había abogado el domingo por un cambio de actitud de la sociedad rumana, carcomida por la corrupción.

“No debemos seguir tolerando la incompetencia de las autoridades, la ineficacia de las instituciones y no podemos dejar que se siga desarrollando la corrupción hasta el punto de que acabe por matar”, dijo Klaus Iohannis.

En la noche del martes, miles de personas se manifestaron acusando a las autoridades locales de no haber respetado la reglamentación.

Ponta, acusado de corrupción, estaba bajo presión desde hace muchos meses y tanto Iohannis como la oposición habían reclamado su dimisión.

Comparecerá ante la justicia acusado, entre otros cargos, de complicidad en evasión fiscal y blanqueo de dinero durante la época en que ejercía de abogado.

El drama de la discoteca tuvo lugar una decena de días después de que otro escándalo salpicara al viceprimer ministro y ministro del Interior Gabriel Oprea.

La muerte de un policía que formaba parte de su cortejo dejó en evidencia posibles abusos, violatorios de la ley, por parte de Oprea en la utilización de los motociclistas.

El martes los manifestantes exigieron la renuncia de Ponta y Oprea, sospechosos de no querer asumir sus responsabilidades.

Los manifestantes exigieron también un “cambio profundo” de los políticos, en gran parte corruptos, del país, uno de los más pobres de la Unión Europea.

Según la Constitución, el jefe de Estado debe nombrar un primer ministro interino antes de iniciar consultas con los partidos representados en el parlamento sobre la formación de un nuevo gobierno.

La coalición gubernamental, formada por los socialdemócratas de Ponta y tres pequeños partidos de centro-izquierda, debe reunirse al inicio de la tarde para decidir los pasos a dar.

Las próximas elecciones legislativas en Rumania están previstas en noviembre de 2016.

La renuncia del gobierno coincide con una cumbre de nueve presidentes de países de Europa central y del este para solicitar una mayor presencia de la OTAN en la región, inquieta por el activismo militar de Rusia en Ucrania.

Síguenos por @800noticias