+FOTOS| Cinco lugares muy curiosos en Florida | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento Curiosidades

Con información de La Nación

De un castillo de piedra a un museo dedicado a Dalí. Hay mucho más que playa y compras en la península más conocida de Estados Unidos…

1. Coral Castle: el enigma de piedra

A 50 kilómetros de Miami existe una rareza que bien vale la pena visitar durante un viaje, sustrayendo apenas medio día a unas vacaciones de playa. El Coral Castle -tal el nombre del curioso conjunto- es una suerte de gran parque donde se levantan esculturas de roca sedimentaria coralina. Cómo hizo Edward Leedskalnin -un inmigrante letón- para manejar y transportar los pesados bloques, todavía es un misterio. Lo cierto es que trabajó en secreto durante años, entre 1923 y 1941, dando forma a una gran luna, una mecedora, una puerta de nueve toneladas… todo íntegramente en piedra, con un peso que promedia los 1800 kilos por m3. Se dice que todo el “castillo” es un homenaje al amor perdido de Agnes, la novia de 16 años que lo abandonó poco antes de casarse.

Coral Castle, un parque de esculturas de roca coralina a 50 km de Miami

2. Westgate River: el mayor rodeo de Estados Unidos

No hace falta ir al Oeste salvaje para asistir a un buen rodeo. De hecho, el más grande de Estados Unidos se encuentra en Florida, entre Orlando y Miami. El Westgate River Ranch es un inmenso campo donde se crían vacas, con un sector dedicado al turismo. Hay alojamientos, en cabañas o en glamping (la nueva modalidad de campamento glamour), restaurantes y distintas actividades que van desde el tiro con rifles hasta paseos por los pantanos en hidrodeslizadores para avistar caimanes.

Pero la mayor atracción se repite cada sábado, cuando se abren las puertas del predio del rodeo para una noche a puro sombreros, botas tejanas, toros salvajes y chicas rubias que hacen figuras con banderas norteamericanas. Según los presentadores, los vaqueros surgieron en Florida en tiempos españoles, y cuidaban el ganado que vivía en semilibertad en los pantanos del centro de la península. Su figura acompañó luego la conquista del Lejano Oeste, que Hollywood hizo famosa en todo el mundo.

3. Puerto Cañaveral: un mirador sobre la Florida

Este puerto está en plena expansión y luego de las grandes obras que se están llevando a cabo se convertirá en una de las principales bases de operación de cruceros de Estados Unidos. Por encima de los muelles y las terminales se construyó un edificio que tiene la forma de una gran vela blanca: es la Exploration Tower, un centro interpretativo de la Costa Espacial, la región que comprende el Centro Kennedy y los ciudades de Cocoa, Melbourne y Titusville junto a sus balnearios.

Puerto Cañaveral, plataforma de observación de los lanzamientos de la NASA

Además de brindar un condensado de informaciones sobre la naturaleza de los cañaverales y las lagunas locales, adelanta los grandes hitos de la conquista del espacio desde la base vecina de la NASA. La torre es también una excelente plataforma de observación de los lanzamientos de cohetes. Está más alejada que los habituales puntos de observación del Centro Kennedy, pero ofrece una incomparable vista general cuando las naves emprenden su vertiginoso viaje hacia el espacio.

4. St. Petersburg: la casa de Dalí

La obra de uno de los mayores artistas europeos del siglo XX se puede apreciar de primera mano en St. Petersburg, ciudad famosa -incluso en el Sunshine State- por sus 360 días de sol al año. El Museo Dalí, fundado por la pareja de coleccionistas Albert y Eleanor Morse, posee 96 óleos del pintor surrealista y un centenar de acuarelas y dibujos, entre otros trabajos. El primer edificio del museo, en una instalación marítima abandonada, se inauguró en 1982; el segundo -situado frente al mar con un impactante diseño vidriado- es de 2011. Se trata de la mayor colección de Dalí fuera de Europa.

St. Petersburg y su Museo Dalí

5. Lake Wales: Bélgica tropical

El centro de Florida es tan chato como las llanuras de Bélgica. El clima marca la diferencia. Y si los beffrois europeos -los campanarios municipales- se levantan entre viejas casas de piedra, el de Lake Wales, una pequeña ciudad del centro de la península, asciende entre palmeras y naranjales. Se lo conoce como la Torre Bok, uno de los principales jardines privados de Florida. Fue construida por un magnate de la prensa a principios del siglo XX y, como en las torres europeas, también tiene un carillón.

Se trata de un conjunto de campanas de distintos tonos, conectadas a una especie de teclado. El intérprete de este particular instrumento se conoce como carilloneur. El de la Torre Bok viene de Bélgica y durante la mayor parte del año da un miniconcierto a las 13.00 horas. Enfrente hay un banco, bajo una frondosa vegetación, y una pantalla permite ver al músico instalado en la torre, al comando de las 60 campanas de su bien nombrada Singing Tower, la torre cantarina.

Torre Bok, con campanario importado de Bélgica

Síguenos por @800noticias