¿EXTERMINIO? | Otros dos presos mueren de tuberculosis por falta de asistencia médica | 800Noticias
800Noticias
Reportajes

Con información de El Pitazo

Elvis Suárez (39) y Félix María Jiménez (50) son las identidades de los reclusos que murieron de tuberculosis el 7 de febrero en recintos carcelarios diferentes ubicados en Barquisimeto, estado Lara.

En ambos casos, los familiares denunciaron que la atención médica fue tardía y que perdieron la mitad de su peso tras las rejas, por ende, sufrían de desnutrición grave.

presos regimen1

Tratamiento negado

Elvis Suárez tenía VIH. Estaba en el Destacamento 121 de la Guardia Nacional desde octubre de 2018 porque lo señalaron de vender puestos en colas de supermercado. Residía en Barrio Unión y era querido por sus vecinos.

En el año 2017 participó activamente en las protestas contra Nicolás Maduro que se realizaban en la urbanización Antonio José de Sucre de Barquisimeto, donde se ganó el apodo de “el Viejo Guerrero”.

“A mi hijo lo mató este régimen porque no me dejaban pasarle su tratamiento de antirretrovirales. Los guardias me decían que estaba prohibido pasar los medicamentos destapados, pero así es que me los entregaban en Pronasida, ¿qué podía hacer? Él tenía cinco años con VIH y pasó los cuatro meses de reclusión sin su tratamiento”, relató con indignación su tía Alicia Suárez.

Se enteró de la pérdida a través de un tercero y reprochó que ningún funcionario del Destacamento 121 se comunicara con ellos.

“El Viejo Guerrero” estaba hacinado en una celda con otros 44 reclusos y por tratarse de un centro de detención preventiva improvisado, su tía le llevaba el almuerzo y la cena todos los días, aunque señaló que no le entregaban todas las comidas y en menos de cuatro meses, Elvis tenía 30 kilos menos.

“Yo le pasaba kilos de comida para preparar y no se la entregaban, le preparaba carne y comida buena y tampoco se la daban. Solo le entregaban los viandas cuando era caraotas y arroz”, añadió.

Las últimas palabras de Elvis para su segunda madre fueron: “no me vas a dejar morir”. Su tío José Suárez aseguró que el recluso fue maltratado.

 “Él se enfermó a raíz de estar allí en el destacamento. Estaba detenido supuestamente por bachaquero. No creo que haya sido por eso, sino porque estuvo preso en el año 2017 y decían que era el jefe de las protestas. A mi criterio hubo un ensañamiento en su contra”, dijo Suárez.

Indicó que la enfermedad de Elvis era tratada como una neumonía y que esperaban por la medida humanitaria que solicitaron el 17 de diciembre de 2018 en la Fiscalía 13 con competencia en derechos humanos.

“Mi hijo estaba tan mal que la última vez que lo vi (cinco días antes de morir) lo llevaron al área de visita cargado. El día que falleció le pasaron la medida humanitaria al juez para que la firmara”, añadió Alicia.

Reiteró que la pérdida deja a una familia devastada, que pidió ayuda para los servicios funerarios cuyo valor supera los 350.000 bolívares soberanos.

Cárcel de Fénix

Quinta muerte en Fénix

Félix María Jiménez estaba penado por violación y era oriundo de Monagas. Fue trasladado de El Dorado (Bolívar) a la Comunidad Penitenciaria Fénix (Lara) en diciembre de 2018.

Él se convirtió en el quinto recluso de Fénix en morir por complicaciones de salud en 2019. Según su hermano, Luis Jiménez, la tuberculosis la contrajo en El Dorado.

Félix pasó casi cuatro años en prisión y comenzó a enfermarse hace un año y medio.

“Al final pesaba unos 40 kilos. Antes su contextura era de 72. Lo trasladaron el sábado 2 de febrero al hospital y los custodios se comunicaron con nosotros. Yo viajé de Monagas el martes con muchas dificultades, dormía en la sala de espera del hospital y los familiares de otros enfermos me ayudaban a resolver para las comidas porque me vine con poco efectivo. Nosotros somos humildes, de escasos recursos”, declaró Luis a las puertas de la morgue cuando pedía ayuda, porque no tenía cómo enterrarlo. Fue gracias a un donativo que consiguió la urna el 8 de febrero por la tarde.

Félix pasó por cuatro cárceles diferentes y su hermano reiteró que los tratamientos médicos corrieron por cuenta de la familia cuando desmejoraba.

Política de exterminio

El vicario de DDHH de la Arquidiócesis de Barquisimeto, padre Alfonso Maldonado, alertó que en los centros de reclusión preventivos o definitivos hay un incremento alarmante de muertes por falta de atención médica, contaminación y hambre.

Se refirió a las 13 muertes por enfermedades infecto contagiosas reportadas en Fénix y Uribana durante 2019.

“Nosotros condenamos todas estas acciones que nos llevan a preguntarnos si se trata de una política de Estado que los presos enfermen y caigan en desnutrición. Es importante documentar lo que está ocurriendo y señalar a los responsables”, sostuvo.

Por otra parte, el vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, instó a las autoridades penitenciarias a respetar las garantías de los reclusos.

“Todos los funcionarios que han negado y sigan negando asistencia médica a los prisioneros, bien sea por delitos comunes o por sanciones políticas que les fabrican expedientes, están cometiendo crímenes de lesa humanidad. Por lo tanto, todos estos funcionarios serán objetos de sanciones, con la diferencia de que en un estado democrático va a imperar el derecho a la defensa y el debido proceso”, explicó.

La comisión de régimen penitenciario de la Asamblea Nacional sesionará a las puertas de las principales cárceles de la entidad, Fénix y Uribana, para investigar las causas de las muertes que van en incremento en esos y otros recintos.

Fuente: El Pitazo

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias