Expareja de Evo Morales dice tener prueba de ADN de hijo con el presidente | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP

Gabriela Zapata, la expareja del presidente de Bolivia, Evo Morales, demostrará la existencia de un hijo entre ambos, porque tiene una prueba de ADN, afirmó su abogado, citado este sábado por una radio privada, pese a que el oficialismo puso en duda que el infante haya nacido.

“Hay una prueba de ADN, por lo que ella señala (la prueba) se habría realizado aproximadamente hace unos tres años”, afirmó Eduardo León, abogado de Zapata, citado por la radio privada Erbol.

El jurista acotó que “doña Gabriela Zapata está presentando un conjunto de pruebas que va a dar lugar a que este caso finalmente se esclarezca, ha llegado el momento de las pruebas, ha llegado la hora de las evidencias”.

Zapata, de 28 años y exgerente de la firma china CAMC con millonarios contratos adjudicados en la gestión de Morales, se encuentra detenida en una cárcel desde hace un mes, acusada por el gobierno de legitimación de ganancias ilícitas y enriquecimiento ilícito, aunque la oposición denuncia tráfico de influencias.

De manera paralela, el mismo presidente le interpuso una demanda en un juzgado del menor, para que su expareja presente al infante, si estuviera vivo, salvaguardando todos los principios de privacidad. El abogado León dijo que en esta instancia, ella presentará la prueba de ADN y que el menor está vivo.

El gobierno manejó dos versiones sobre la existencia del niño, desde que estalló el escándalo a principios de febrero: primero, el mismo mandatario reconoció que el infante nació en 2007, pero falleció al poco tiempo, y posteriormente el vicepresidente Alvaro García y el fiscal General, Ramiro Guerrero señalaron esta semana que el infante no existió.

A la par, otra polémica se desató en Bolivia, pues Zapata señaló a la agencia católica de noticias Fides que se embarazó a los 17 años y a sus 18 nació el pequeño, empero la ministra de Comunicación, Marianela Paco, aseguró que, si hubo tal situación de gravidez, entonces fue a los 20, basada en unos documentos que maneja la misma expareja.

La relación Evo-Gabriela fue un golpe para la imagen del presidente boliviano, que por primera vez fue blanco de acusaciones de corrupción y tráfico de influencias, en vísperas del referéndum de febrero pasado, cuando buscaba luz verde para presentarse a un cuarto mandato consecutivo a partir del 2020 y que finalmente perdió.

Síguenos por @800noticias