Este sábado inició tregua en Siria acordada por Rusia y EE.UU. | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

La tranquilidad impera esta mañana en el norte de la provincia de Latakia y en las afueras de Damasco, después de que la pasada medianoche entrara en vigor una nueva tregua acordada por Rusia y Estados Unidos, informó hoy el Observatorio de Derechos Humanos.

Las zonas de las montañas Al Akrad y Al Turkoman, en el norte de la provincia costera mediterránea de Latakia, permanecen en calma después de varios días de duros combates entre las fuerzas leales al régimen sirio y facciones islamistas y rebeldes, indicó la ONG.

La misma tranquilidad impera desde la medianoche pasada en Guta Oriental, principal bastión opositor ubicado en la periferia de la capital.

La Comandancia Suprema de las Fuerzas Armadas sirias se comprometió ayer en un comunicado a disminuir su actividad en Guta Oriental durante 24 horas y en el norte de Latakia, durante 72.

Sin embargo, esa iniciativa no incluyó al principal foco de violencia de los últimos días, que es la ciudad de Alepo, en el norte del país, donde en los últimos ocho días han muerto 244 personas por bombardeos, según cifras del Observatorio.

La nota del Ejército sirio detalló que las Fuerzas Armadas han tomado esta decisión para proteger el cese de las hostilidades, vigente en todo el país desde el pasado 27 de febrero.

Dicho alto el fuego, que fue aceptado por el Gobierno de Damasco y la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN) -principal alianza armada-, logró un descenso de las hostilidades en las primeras semanas, pero volvieron a intensificarse en los últimos días, especialmente en Alepo.

En esa ciudad, desde la mañana de hoy, veinte ataque aéreos sacudieron por noveno día consecutivo esa ciudad septentrional, agregó la ONG.

Al menos dos personas murieron en los barrios de Bustan al Qasr y Bab al Nireb por esos bombardeos.

Por otra parte, al menos seis efectivos de las fuerzas de seguridad kurdosirias Asayish murieron y cinco resultaron heridos por un ataque suicida con explosivos a un puesto de control en la zona de Al Jalish, en Qameshli, capital de la provincia nororiental de Al Hasaka.

El pasado día 23, el Observatorio informó de que medio centenar de combatientes y civiles habían muerto en los últimos tres días en combates entre el Ejército sirio y fuerzas kurdas en Qameshli.

Esos enfrentamientos, suspendidos la noche anterior gracias a una tregua, causaron la muerte de diez miembros de las Asayish y de las milicias kurdas Unidades de Protección del Pueblo, mientras que 22 soldados del régimen y combatientes afines perecieron también en esos choques y 80 fueron capturados.

Síguenos por @800noticias