Esposas de “presos políticos” pidieron un día de ayuno nacional  | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Con un emotivo abrazo y lágrimas entre Lilian Tintori y Patricia de Ceballos, ambas esposas de presos políticos, finalizó a la 1:00 de la tarde la concentración convocada por Leopoldo López en Caracas. Los asistentes comenzaron a retirarse de la avenida Francisco de Miranda en completa calma. La actividad se replicó a nivel nacional.

Funcionarios de la policia de Miranda y Chacao custodiaron permanentemente la actividad opositora. Solo se registró una protesta de cinco minutos en plaza Altamira. Jóvenes con la inmensa bandera tricolor trancaron un canal de la concurrida y emblemática avenida del este de la capital venezolana. “Y no nos quitaran el derecho a protestar “, gritaban los manifestantes a los funcionarios policiales. Sin embargo, hubo mediación entre las partes y se liberó el paso.

Las tres peticiones de López “libertad plena para presos políticos, fecha de elecciones parlamentarias con observación internacional y el cese a la represión y censura por parte del gobierno”, se repitieron una y otra vez en cada discurso ofrecido por personalidades como María Corina Machado, la esposa del Alcalde Antonio Ledezma,  Roberto Enríquez (Copei), Richard Blanco (ABP), Andrés Velásquez (Causa R), Freddy Guevara y Del burgomaestre David Smolansky (VP), familiares de los militares y estudiantes detenidos, entre otros.

Dirigentes y  seguidores se sumaron a la campaña “Que caiga el cabello” , mensaje subliminal contra uno de los personeros más fuertes del chavismo, Diosdado Cabello. La esposa de Ceballos, Patricia, fue la promotora de esta idea en solidaridad con su marido, quien fue trasladado a la cárcel común de la PGV y le rasparon la cabeza. Hoy Guevara y Smolansky lo hicieron frente a unos miles de opositores en Caracas. También el partido Voluntad Popular difundió un vídeo en el cual varias mujeres se sumaron a la iniciativa y cortaron sus melenas.

Aplausos sentidos retumbaron la Francisco de Miranda. Aplausos incesantes y manos alzadas habían por doquier. Pancartas con los rostros de los presos políticos adornaron el blanco vestir de los ciudadanos que, bajo un sol inclemente se apostaron durante tres horas a escuchar a los dirigentes y personalidades de la Unidad Democrática. Henrique Capriles marchó en el estado Guárico, fue a visitar a Daniel Ceballos, junto con el exalcalde de Valencia, Enzo Scarano. No pudieron entrar al penal.

Lilian Tintori, en nombre de López, pidió a los venezolanos un día de ayuno nacional en apoyo a los líderes opositores, 2en las próximas horas informare detalles sobre esta petición”, dijo y reiteró que ambos dirigentes no levantarán el ayuno hasta que sus peticiones sean cumplidas. También juró unidad entre factores políticos de oposición, pese a negativa de algunos partidos de no apoyar la actividad. “Eso es lo que busca el régimen, dividir y no lo van a lograr”, gritó Tintori, frente a la multitud.

La esposa de López se arrodilló en una modesta tarima y pidió a los presentes hacer lo mismo para elevar una oración en nombre de todos los venezolanos, que a su juicio están sufriendo una crisis política, social y económica. Luego, cantaron el Himno Nacional y suplicó a la ciudadanía retirarse en paz y “no caer en los peines del gobierno”.

El expresidente de Bolivia, Jorge Quiroga asistió a la concentración vestido de blanco, en apoyo a los presos políticos. Su colega colombiano, Andrés Pastrana se regresó a su país la noche de este viernes.

800Noticias/MIldred Manrique

Síguenos por @800noticias