Elecciones en Somalia: Comunidad internacional alerta de candidatos con cargos criminales | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Naciones Unidas, la Unión Africana, la Unión Europea, países de África Occidental y estados como Italia, Suecia, Reino Unido o EEUU han pedido expulsar de las listas al Parlamento de Somalia a candidatos “con un historial de criminalidad, violencia y terrorismo”.

Según un comunicado de la Misión de la ONU en Somalia (UNSOM) difundido este domingo, la comunidad internacional está preocupada por la inclusión de este tipo de personas en las listas de candidatos para la Cámara Alta del Parlamento remitida por algunos líderes de los estados federales somalíes.

Los aspirantes podrían resultar elegidos si reciben el respaldo del único cuerpo electoral con capacidad para votar en estos comicios limitados sin sufragio universal, integrado por 14.000 electores seleccionados de acuerdo con un sistema de clanes.

“La designación y potencial elección de cualquier individuo responsable por la violencia que ha caracterizado la guerra civil de Somalia supone un paso atrás en un momento en que Somalia debe pasar página”, añade la nota.

El cuerpo de votantes ha iniciado ya el proceso electoral para la constitución de la Cámara Alta somalí, y a finales de este mes se elegirán los miembros de la Cámara Baja, conocida como “la Casa del Pueblo”.

Ahora, en el proceso de presentación de las candidaturas para ocupar los 275 escaños en la Cámara Baja somalí, “individuos con un historial documentado de criminalidad y violencia no deberían ser elegidos por los colegios electorales para representar a sus clanes y subclanes”, dijo el representante especial de la ONU para Somalia, Michael Keating.

“Se deben realizar todos los esfuerzos posibles para designar a representantes de la ciudadanía reputados y que no minen la legitimidad y credibilidad del nuevo Gobierno y Parlamento”, puntualizó Keating.

Para el representante de Naciones Unidas, rechazar a estos aspirantes reafirmará el compromiso de Somalia de poner fin a la cultura de la impunidad tras 25 años de conflicto.

Tras varios aplazamientos, el próximo 30 de noviembre se celebrarán las elecciones presidenciales en el país en medio de un clima de inseguridad debido a los constantes atentados de la milicia radical islámica Al Shabab.

Pese a la evidente falta de representatividad, los comicios suponen un gran avance respecto a los celebrados en 2012, en los que solo 135 líderes tribales se encargaron de formar un Parlamento de consenso que diera los primeros pasos de la transición democrática.

EFE

Síguenos por @800noticias