El Leganés de Machís frena a un discreto Sevilla, que llega con dudas a Leicester | 800Noticias
800Noticias
Deportes

EFE

El Sevilla, que hasta ahora sólo había cedido una derrota y un empate en casa en la Liga española, igualó 1-1 con el Leganés, que frenó al equipo de Jorge Sampaoli en su pelea con los grandes, en la que ahora pierde gas, además de acrecentar las dudas con las que llega el martes al duelo de Champions en Leicester.

En un partido de muy poca calidad y sin ninguna brillantez, los madrileños, que luchan por alejarse del descenso, se mostraron muy sólidos y se adelantaron en el marcador a los 3 minutos con un tanto del brasileño Gabriel, luego neutralizado a dos del descanso por un Sevilla con muchos suplentes y que decepcionó por su pésimo partido.

Se medían dos equipos con objetivos y presupuestos muy distintos, en una cita inédita en Primera en el Sánchez Pizjuán, con un Sevilla que pronto dio muestras de estar pensando más en su choque histórico del martes en Inglaterra, donde se juega pasar a cuartos de final de la Champions ante el Leicester, y un Leganés mucho más concentrado y metido en su lucha ordinaria: la de alejarse del descenso.

Ya lo apuntó el técnico argentino Jorge Sampaoli, al reservar a hombres clave en los sevillistas como los defensas argentinos Nico Pareja y Gaby Mercado y el ‘cerebro’ francés Samir Nasri, que se unieron al sancionado Vitolo, y lo confirmó con un once sin el lateral Escudero, los medios N’Zonzi e Iborra y el punta Ben Yedder.

El Sevilla, muy despistado en los inicios, salió con habituales suplentes como el luso Carriço atrás, el argentino Kranevitter muy solo en la zona ancha o sus jóvenes compatriotas ‘Tucu’ Correa y Walter Montoya -debutante como titular- en los extremos. El Leganés, un conjunto sólido y luchador, aprovechó esta tesitura muy pronto.

Tras avisar con una falta que paró Sergio Rico, los visitantes, que volvían dieciséis años después al Sánchez Pizjuán y por primera vez en la máxima categoría, necesitaron apenas dos minutos para asestar un golpe inesperado a los locales, al marcar en el minuto 3 el brasileño Gabriel Appelt el 0-1, de tacón, a pase del marroquí Nabil El Zhar.

Los blanquirrojos, apáticos y sin claridad en su juego, acusaron el mazazo y también su desidia en un primer tiempo nefasto, sin ritmo ninguno, sin frescura y sin ideas ni ambición para superar la ilusión y las ganas del disciplinado cuadro madrileño.

Con El Zhar, Gabriel y el argentino Alexander Szymanoski en un tridente ofensivo coronado por el español Miguel Ángel Guerrero, los pupilos de Asier Garitano presionaron e incomodaron al Sevilla.

Incluso pudieron ampliar su renta en el primer cuarto de hora, pero el marroquí, solo ante el meta, picó el balón por arriba en exceso y lo envió fuera a los 10 minutos y, poco después, el argentino Martín Mantovani no atinó en su remate, flojo y a las manos de Rico.

Los sevillistas, acomodados y sin rumbo, no reaccionaron y nunca superaron el presionante sistema del Leganés, aunque más por calidad que por otra cosa pudieron empatar nada más rebasarse la primera media hora en un remate con el pecho del ítalo-argentino Franco Vázquez, a centro de Correa, que se coló en el marco visitante, pero el árbitro anuló el gol por un discutido fuera de juego.

Con todo, fue la antesala del 1-1 marcado por Stevan Jovetic a dos minutos del descanso tras una pared con Vázquez y un gran pase en profundidad de éste, hasta entonces muy perdido, que el montenegrino aprovechó para salvar la salida de Herrerín y marcar a puerta vacía.

En la reanudación, y tras el excesivo premio logrado por los de Sampaoli dado su pobre juego en la primera mitad, el argentino sacó al campo a su compatriota Vietto y al galo N’Zonzi, dos cambios muy ofensivos, por el zaguero Lenglet y el extremo Montoya, y luego a Iborra por Franco Vázquez, que confirmó su bajo estado de forma.

Esto ayudó a que el Sevilla mostrara tibiamente otra actitud. Con muchas dudas, quiso espabilar y avisó con tiros lejanos de Correa y Jovetic, y ya en el ecuador de este periodo con una falta que el balcánico lanzó con intención y la barrera del visitante desvió a córner.

Mientras, el Leganés bajó algo su rendimiento, pero no renunció al triunfo y siguió llegando arriba, primero con una volea a los 55 minutos de Guerrero, solo en el área, que rozó un poste y luego con un tiro por alto del brasileño Luciano -recién entrado al campo por Guerrero- al ver adelantado a Rico, que se marchó por la izquierda.

El equipo madrileño terminó con más fuerza física y ganas que los hispalenses, pero al final quizás dio por bueno el empate ante un Sevilla que exhibió su peor cara en el momento más inoportuno, justo antes de su crucial encuentro del martes en Inglaterra.

Ficha técnica

1 – Sevilla: Sergio Rico; Carriço, Rami, Lenglet (N’Zonzi, m.46); Mariano, Kranevitter, Sarabia; Walter Montoya (Vietto, m.46), Franco Vázquez (Iborra, m.69), Correa; y Jovetic.

1 – Leganés: Herrerín; Bustinza, Mantovani, Siovas, Tito; Rubén Pérez, Morán; El Zhar, Gabriel (Insúa, m.91), Szymanowski (Machís, m.63); Guerrero (Luciano, m.68).

Goles: 0-1, M.3: Gabriel. 1-1, M.43: Jovetic.

Árbitro: José Luis González González. Amonestó a los locales Sarabia (m.57) y Kranevitter (m.75), y a los visitantes Gabriel (m.60), Mantovani (m.67) y Rubén Pérez (m.89).

Incidencias: Partido de la vigésima séptima jornada disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 32.000 espectadores.

Síguenos por @800noticias