El estadounidense Jordan Spieth gana el Masters de Augusta | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Augusta, Estados Unidos |AFP. El estadounidense Jordan Spieth ganó el domingo, a los 21 años de edad, el Masters de Augusta de golf, primero de los cuatro torneos del Gran Slam de la temporada de la PGA.

Spieth, líder desde la primera ronda, ganó su primer título importante con un total de 270 (-18), empatando el récord establecido en 1997 por Tiger Woods.

El joven golfista de Dallas (Texas), manejó con entereza de veterano la tensión de la ronda final para mantener a raya a sus compatriotas Phil Mickelson y Justin Rose, y ganar su primer título de un torneo Major.

En el campo del Augusta National Golf Club, Spieth firmó un cartón de 70 golpes, dos bajo el par, para terminar con total de 270, igualando el récord del torneo establecido por Tiger Woods en 1997.

Spieth, que saltará del cuarto al segundo lugar en el ranking mundial, se convirtió en el segundo ganador más joven de la Chaqueta Verde que identifica al campeón de Augusta, sólo cinco meses mayor que Woods cuando ganó su primer Major en 1997.

También, el texano es el quinto campeón en la historia del Masters que domina de punta a punta la competencia, uniéndose a Craig Wood en 1941, Arnold Palmer en 1960, Jack Nicklaus en 1972 y Ray Floyd en 1976.

Además de la simbólica Chaqueta Verde, Spieth se adjundicó un premio de 1.800.000 dólares, de los 10 millones que repartió el evento.

Rose, campeón del US Open de 2013 y compañero de Spieth en la cuarta ronda, disparó un cartón de 70 para compartir el segundo puesto, con total de 274, junto al veterano zurdo de 44 años Phil Mickelson, quien cerró con un 69.

– McIlroy y Woods satisfechos –

El número uno del mundo, el norilandés Rory McIlroy quedó cuarto con total de 276 golpes, después de entregar en la última ronda una tarjeta de 66.

“Jugué bien”, dijo McIlroy. “Estoy contento con cómo ha ido el fin de semana. Voy a tomar un montón de cosas positivas de ella”,

Tiger Woods, ganador de 14 torneos de Gran Slam, firmó cartón de 73 para compartir la 17ª plaza, con acumulado de 283, su mejor resultado desde 2013.

El ex número uno mundial parece haber dejado atrás sus padecimientos físicos, que le lastraron en los últimos dos años.

“Teniendo en cuenta dónde estaba yo…estoy muy orgulloso de ello”, dijo Woods sobre su actuación.

Woods tuvo un exitoso fin de semana, y a sus 39 años demuestra que aún puede ser un competidor importante en torneos grandes, aunque dijo que su siguiente salida “se va a demorar un tiempo”.

El estadounidense no ha ganado el Masters desde 2005, ni un torneo importante desde el Abierto de Estados Unidos de 2008, y tampoco se ha llevado un título en el PGA Tour desde su victoria en el WGC Firestone, en 2013.

 

Síguenos por @800noticias