El drama de los familiares de los ecuatorianos asesinados en Caracas | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Redacción.- La familia de los ecuatorianos que fueron asesinados en Caracas poca información reciben del estado de salud de las cinco personas que resultaron heridas en un terminal de la capital, hecho en el que también murieron cuatro compatriotas.

En declaraciones ofrecidas a el diario El Comercio de Quito, Temilda Morillo madre de una de las víctimas, narra el momento de horror que vivió cuando se enteró de la noticia.

Entretanto la embajada de Ecuador en Caracas, colabora con los familiares. La disputa por un yesquero, habría sido el detonante de la balacera que se registró el pasado 16 de enero en las afueras de la terminal de buses internacional, ubicada en la calle Miranda de El Paraíso.

Dramática recuperación de 5 heridos en Caracas

Estaba dormida en su pequeña casa de caña. Eran las 03:00 y Temilda Morillo recibía la noticia desde Caracas. Su hijo Jandry Solórzano había muerto. Al principio todo era confuso. Su nuera, Lexi Mendoza, quien fue la que la llamó desde Venezuela, no podía explicar lo que sucedía.

Solamente lloraba y repetía una y otra vez que “un loco les disparó”. La mujer, de 71 años, salió de su casa desesperada al jardín. Mientras caminaba le pedía a su nuera que se tranquilizara y que le contara lo que pasó. Luego de calmarse un poco, Lexi le dijo que un armado también mató a William López y su hijo Geovanny, otros dos ecuatorianos que estaban allí.

El viernes, Temilda habló con este Diario desde su casa en la Pila, una parroquia de Montecristi en Manabí y recordó cada momento. “Mi nuera me dijo que otros ecuatorianos también estaban heridos, pero nada estaba claro”. Los afectados aún se recuperan en Caracas. Maryuri Solórzano perdió la movilidad de una de sus manos luego de que una bala alcanzara el hueso.

Wilmer Solórzano permanece en cuidados intensivos, porque recibió dos disparos que afectaron gravemente su vejiga y el colon. En Ecuador, los familiares reciben a cuentagotas la información y de lo que se sabe es que Carolina Morillo, en cambio, recibió dos impactos de bala y sus pulmones resultaron afectados. Y Vanessa Mero necesita una operación, pues las balas atravesaron sus dos hombros y uno de sus brazos. Josué, de 13 años, en tanto, recibió un disparo en la espalda y es vigilado por los doctores.

Desde que supo la noticia, Temilda empezó a arreglar su casa, pues espera que el cuerpo del penúltimo de sus 12 hijos llegue al país para velarlo bajo el techo que él mismo le construyó hace 10 años.

Lea aquí la nota completa.

Foto: Diario El Comercio de Quito

 

Síguenos por @800noticias