Designan nuevo fiscal en caso por la muerte del procurador argentino Nisman | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

La procuradora general de Argentina, Alejandra Gils Carbó, designó un nuevo titular suplente para la Fiscalía que, entre otras causas, tiene entre manos la investigación por la muerte del procurador Alberto Nisman, informaron fuentes judiciales.

La jefa de los fiscales de Argentina nombró a Eduardo Rosende como fiscal subrogante (suplente) de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción 45.

Rosende fue designado en sustitución de Carlos Alberto Vasser, quien renunciará a la subrogancia por “cuestiones estrictamente familiares y personales”.

La Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción 45 había quedado vacante en mayo, cuando su titular, Viviana Fein, la primera fiscal que intervino en la investigación por la muerte de Nisman, se jubiló.

Tras el retiro de Fein, cuya actuación fue muy cuestionada por la familia de Nisman, Gils Carbó designó a Vasser, quien renunció el 24 de junio.

Nisman, que fue hallado muerto en su apartamento de Buenos Aires en enero de 2015 con un tiro en la cabeza, investigaba el atentado contra la mutualista judía AMIA de Buenos Aires, que dejó 85 muertos en 1994.

Cuatro días antes había presentado una denuncia contra la entonces presidenta Cristina Fernández, por presunto encubrimiento a terroristas, que posteriormente fue rechazada.

Desde el inicio de la investigación, las querellas, que aseguran que el procurador fue asesinado, han solicitado que el caso sea llevado por un tribunal federal ya que Nisman era un funcionario del Ministerio Público Fiscal.

Pero el pasado 16 de junio, la Cámara Nacional de Casación Penal resolvió que la causa por la muerte de Nisman volviera a ser competencia de la Justicia ordinaria y no fuera más cursada por la Justicia Federal, con mayores competencias.

La decisión de ese tribunal ha sido apelada por las querellas que representan a la familia de Nisman.

El regreso de la investigación a la Justicia ordinaria, el fuero que inició la investigación del deceso, había sido solicitado por Diego Lagomarsino, el colaborador de Nisman imputado por prestarle el arma que acabó con su vida.

Al fundamentar su decisión de un cambio de tribunal, la Cámara de Casación alegó que hasta el momento no hay pruebas que permitan sostener que la muerte de Nisman “hubiese sido el resultado del accionar de terceras personas y se hubiese motivado en el desempeño de sus funciones”.

Síguenos por @800noticias