Cuatro muertos en Filipinas pese a acuerdo para retomar negociaciones de paz | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Al menos tres insurgentes comunistas y un soldado han muerto en varios enfrentamientos ocurridos en el sur de Filipinas, pese a que el presidente electo, Rodrigo Duterte, y la rebelión comunista han acordado retomar las negociaciones de paz, informan hoy fuentes militares.

Los combates más violentes, que tuvieron lugar este miércoles en la isla de Mindanao, causaron tres muertos en San Isidro, situada a 68 kilómetros al noreste de Davao, la ciudad de la que ha sido alcalde Duterte.

La cuarta víctima mortal era un rebelde del Nuevo Ejército del Pueblo, que falleció horas después de los primeros combates también en San Isidro.

El portavoz militar Rhyan Batchar señaló que se incautaron de armas y bombas durante los enfrentamientos ocurridos en los municipios de San Isidro y Laak, colindante con el anterior, según el diario local Inquirer.

Los incidentes surgen después de que Duterte, cuya investidura está prevista el 30 de junio, se reuniese el lunes pasado con un representante del Frente Democrático Nacional de Filipinas (NDFP, sigla en inglés), plataforma que integra a varias organizaciones comunistas y de izquierda y que lleva el peso de las negociaciones.

“Ha comenzado el diálogo (…) Ambas partes han prometido retomar las negociaciones”, anunció el portavoz de Duterte, Salvador Panelo, a la salida de la reunión que mantuvo el próximo mandatario y Fidel Agcaoili, por parte del NDFP.

El Nuevo Ejército del Pueblo es el brazo armado del ilegal Partido Comunista de Filipinas, cuenta con unos 6.000 combatientes regulares y lleva cerca de 45 años alzado en armas en un conflicto que ha causado cerca de 30.000 muertos.

Síguenos por @800noticias