Cuatro jóvenes y un niño mueren en noche violenta en Rio de Janeiro | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP | Cuatro jóvenes fueron asesinados a tiros el sábado de madrugada en un barrio pobre de Rio de Janeiro, en una jornada violenta que también cobró la vida de un niño, víctima de una bala perdida en otra favela de la ciudad olímpica.

Los cuatro cadáveres aparecieron en la parte trasera de un camión en una zona del oeste de Rio, donde horas antes la justicia ordenó el arresto de cinco efectivos del escuadrón de élite de la policía (BOPE).

Los agentes –uno de ellos está todavía prófugo, según la prensa local– fueron acusados de aceptar sobornos de narcotraficantes a cambio de datos sobre sus operaciones en distintas favelas.

“Hasta el momento esas muertes no están relacionadas con la operación del BOPE en la Comunidad Covanca”, dijo la policía a la AFP.

Las víctimas tenían entre 14 y 22 años, tres de ellos con pasado policial, según el sitio de noticias G1.

Las muertes ocurren casi dos semanas después de que otros cinco jóvenes de entre 16 y 25 años murieran acribillados dentro de un auto por 50 tiros de la policía en otra zona pobre al norte de Rio.

Aquel caso generó protestas de vecinos indignados con lo que catalogaron una “ejecución” y derivó en la detención de cuatro agentes que participaron del episodio y la salida del cargo del comandante de la unidad.

El saldo negro de la noche del viernes en Rio se completó con la muerte de un niño de dos años, que falleció víctima de una bala perdida en la favela do Metro (norte).

“Al final de la madrugada de este sábado, delincuentes dispararon contra los policías de la UPP [la Unidad de Policía Pacificadora, creada para operar en favelas ocupadas, ndlr] que se encontraban garantizando la seguridad de las personas que abandonaban un evento en la localidad de Buraco Quente”, explicó la policía.

Los vecinos de la familia de la víctima protestaron el sábado de mañana y bloquearon una autovía, informó la prensa local.

Unicef estima que en Brasil son asesinados 28 niños y adolescentes cada día. La agencia de la ONU para la niñez denuncia que la tasa de homicidios en la población negra, generalmente pobre y habitante de la periferia de los grandes centros urbanos, es casi cuatro veces mayor que la de la población blanca.

Síguenos por @800noticias