CRUEL | Empleada sorda de supermercado fue golpeada por una cliente a la que no escuchó | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

800Noticias / El Nuevo Herald

Liberty Gratz es sorda y esta perdiendo la vista poco a poco.

Pero no ha impedido que la joven de 21 años trabaje. El 22 de abril por la tarde, tuvo un encontronazo con una clienta en en un supermercado Publix de Midlothian, estado de Virginia, donde trabaja.

Gratz estaba arrodillada ordenando artículos en un anaquel cuando una cliente la golpeó.

“De repente sentí que me dieron un golpe en la espalda”, dijo Liberty a través de su madre, Jeanette Gratz, según un canal de televisión.

Gratz no podía escuchar a la mujer cuando le preguntó dónde podía encontrar cierto artículo, de manera que la mujer se violentó, le declaró su mamá al diario The News & Observer el 24 de abril.

“En ese momento Liberty quedó estupefacta, pero se dio vuelta y le dijo a la señora con gestos que era sorda”, dijo la mamá. “Entonces le entregó a la señora papel y un bolígrafo para que escribiera lo que necesitaba, y entonces fue y le mostró donde estaba el artículo. Dijo que la señora se mostró furiosa incluso mientras la ayudaba a encontrar lo que buscaba”.

La administración del Publix está apoyando a la joven y ha buscado en los videos de vigilancia, pero no pudo identificar a la mujer que golpeó a Gratz.

“Buscaron varias vecces, pero no pudieron verla porque había muchas personas que bloqueaban la cámar”, expresó Liberty mediante gestos mientras su madre interpretaba para el canal de televisión CBS17.

Gratz se comunica con los clientes mediante papel y una pluma, explicó la mamá al News and Observer. Pero su pérdida de visión significa que no siempre ve a las personas que tiene al lado o en su periferia.

“¿Cómo se sentiría usted si está trabajando y alguien viene por detrás y lo golpea?”, preguntó Jeanette Gratz.

Gratz y su hermano, Triton, de 21 años, son gemelos que nacieron sordos y con problemas de la vista. Los dos tienen el Síndrome de Usher, la causa genética más común de sordera y ceguera, según una campaña creada en GoFundMe a beneficio de la familia.

Gratz y su hermano usan la Lengua de Signos estadounidense para comunicarse con sus familiares y amigos.

A Gratz le diagnosticaron el Síndrome de Usher y retinitis pigmentosa, la enfermedad que le afecta la vista, un mal genético que provoca pérdida de visión lentamente pero que no tiene cura.

La joven ya no ve de noche y tiene otros síntomas.

Síguenos por @800noticias