Colombia restituye tierras a desplazados por su conflicto interno | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP .-  Colombia restituyó este fin de semana tierras a 31 familias de campesinos desplazados del departamento de Putumayo (suroeste); una de las zonas más castigadas por el conflicto interno del país.

Entre recuerdos amargos y una ilusión que dudaban recuperar, las víctimas recibieron el sábado en la localidad de La Hormiga (Putumayo, frontera con Ecuador) las sentencias que les otorgan la propiedad de las tierras que tuvieron que abandonar por la presión de los enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas) y grupos paramilitares, que se disputaron por años el control territorial y el negocio del narcotráfico.

El presidente Juan Manuel Santos, que encabezó el evento, pidió perdón en nombre del Estado colombiano por la masacre del municipio El Placer, que dejó una decena de muertos en 1999 en el pueblo que sirvió de base de los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y quedó desde entonces marcado por el desplazamiento de sus habitantes.

“Hoy aquí sin que nadie me lo pida, también como presidente de la República y jefe del estado, (quiero) pedir perdón por esa masacre de El Placer”, dijo Santos.

Recordó que en 2012 se disculpó de forma oficial por la matanza de El Tigre en la que un grupo paramilitar incursionó en ese corregimiento del municipio de La Hormiga, a cuyos habitantes acusaba de guerrilleros, y dejó, también en 1999, 26 muertos y 14 desaparecidos.

Mélida Arboleda, que entregó este sábado al juez la demanda de restitución de tierras comunitarias para su territorio, Villa Arboleda, sobre la frontera con Ecuador, aún recuerda las amenazas y el terror que vivió con sus vecinos cuando, semanas después de la masacre del Tigre, una de las que más marcó la memoria del conflicto armado colombiano, los grupos armados empezaron a amenazarlos.

Pese a ser la representante legal de las 46 familias que quedaron tras la violencia y los desplazamientos desde el 2000 (antes eran 350), asegura que no volverá a vivir en su tierra. “Los ayudo en los trámites y puedo ir a visitar, pero irme allá no puedo, porque me da mucha nostalgia”, dijo a la AFP, llorando, antes de hacer la entrega oficial de la demanda.

En Putumayo, el departamento que a principios de los 2000 concentró la mitad de las plantaciones de coca del país, más de 150.000 personas fueron desplazadas por la violencia, según registros de la estatal Unidad de Víctimas. En la actualidad, la justicia ya falló a favor de la restitución de 170 terrenos (unas 800 hectáreas) para cientos de familias.

Las FARC, en negociaciones con el gobierno de Santos desde hace tres años en La Habana para poner fin al conflicto armado, decretaron una tregua unilateral el pasado 20 de julio. Desde entonces, las hostilidades han cesado en territorios como la zona rural del municipio de La Hormiga, aseguran sus habitantes.

Entre 2003 y 2006, el gobierno del expresidente Álvaro Uribe promovió la desmovilización concertada de unos 32.000 paramilitares.

El conflicto armado colombiano, que empezó con una sublevación campesina en 1964 y ha enfrentado a guerrillas de izquierda, paramilitares de derecha y fuerzas públicas, ha dejado más de 220.000 muertos y seis millones de desplazados, según datos oficiales.

Síguenos por @800noticias