Colombia reclama apoyo internacional ante crisis fronteriza con Venezuela | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP.-   Colombia expresó este viernes su creciente indignación por la crisis diplomática con Venezuela, que deja unos 7.000 colombianos expulsados, entre deportados y quienes huyen por temor a serlo, y pidió apoyo internacional ante la gravedad del drama humanitario en la frontera.

Mientras en la limítrofe ciudad de Cúcuta, unos 600 km al noreste de Bogotá y epicentro de la crisis, continuaba el éxodo de colombianos regresando a su país a través del río Táchira, el presidente Juan Manuel Santos llamó a tratar con dignidad a sus compatriotas y solicitó reuniones extraordinarias de cancilleres en el marco de organismos regionales para “dar a conocer a ellos y al mundo lo que está sucediendo, la verdad”.

Más de un millar de colombianos han sido deportados en los últimos días de Venezuela, y otros 5.000 a 6.000 según estimaciones del gobierno han escapado del vecino país por temor a ser separados de sus familiares y expulsados sin sus pertenencias, tras el estado de excepción decretado hace una semana en parte de la zona limítrofe por el presidente venezolano Nicolás Maduro.

La Organización de Estados Americanos (OEA) ya anunció que discutirá el lunes el tema durante una sesión del Consejo Permanente, en tanto la canciller María Ángela Holguín adelantó que la cita de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) podría ser en 10 días.

“Lo que se puede hacer es que vaya una misión de Unasur y mire mientras (tiene lugar la reunión de cancilleres) el 8 de septiembre”, dijo también la ministra.

Tras un consejo de ministros, Santos dijo que su gobierno seguirá “privilegiando los canales diplomáticos”, pero exigió “respeto por los derechos humanos de todos estos colombianos que creían vivir en suelo amigo y han sido maltratados”.

“Son colombianos humildes, no son paramilitares, son personas de carne y hueso que merecen ser tratados dignamente”, agregó, en alusión a las acusaciones de Maduro.

El presidente venezolano ordenó el cierre de fronteras el 19 de agosto, tras un ataque contra militares que realizaban una operación anticontrabando en el estado Táchira, que atribuyó a paramilitares colombianos.

 

Refugiados y solicitantes de asilo

La tensión diplomática aumentó la víspera, cuando ambos países llamaron a consultas a sus embajadores.

Colombia tomó esa decisión después de que el gobierno de Maduro incumpliera un acuerdo alcanzado el miércoles según el cual el defensor del pueblo de Colombia, Jorge Otálora, podría visitar la ciudad venezolana de San Antonio del Táchira, ubicada frente a Cúcuta, para verificar denuncias de abusos e irregularidades hechas por expulsados.

“Nuestra prioridad ha sido y seguirá siendo atender debidamente a nuestros compatriotas frente a esta emergencia humanitaria”, señaló Santos, quien dispuso desde hace días la instalación de albergues y la atención especial a niños, entre otras medidas.

Este viernes, la ONU llamó a Venezuela a respetar los derechos humanos de los expulsados y se mostró “preocupada” por la crisis humanitaria.

“Vamos a seguir de cerca la situación”, dijo Rupert Colville, vocero del Alto Comisionado de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, en un comunicado.

Un representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Colombia, Hans Hartmark, dijo a su vez a la AFP que entre los centenares de colombianos damnificados, hay refugiados y solicitantes de asilo que según normas internacionales deben ser protegidos.

“Todavía la cifra no se conoce pero estamos intentando detectar a las personas que estaban bajo protección internacional para brindarles apoyo”, añadió, asegurando que hasta el momento podría haber más de 30 casos de colombianos que tenían o solicitaban condición de refugiados en Venezuela, tras haber huido de su país, azotado por un conflicto armado de más de medio siglo.

 

FARC piden respetar soberanía de Venezuela

Desde La Habana, donde sostienen negociaciones con el gobierno de Santos, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas), llamaron a “respetar la soberanía” de Venezuela, país acompañante de los diálogos de paz.

“Hay que respetar la soberanía de la República Bolivariana de Venezuela”, señaló el delegado de las FARC Jesús Santrich, quien afirmó que hay quienes “quieren mediante la guerra económica y todo tipo de conspiraciones, desestabilizar el gobierno legítimo” de Maduro, aunque sin identificar a nadie.

“Lo más conveniente es buscar, mediante el diálogo constructivo y sincero, la normalización de la situación en la frontera”.

Colombia y Venezuela han tenido diferendos varios en la última década, pero la llegada al poder de Santos en 2010 -reelegido en 2014- trajo consigo la recomposición de la relación bilateral, de la mano del fallecido expresidente venezolano Hugo Chávez.

En señal de protesta por la decisión de Maduro de cerrar la frontera, el venezolano Gleyder Galvis estaba encadenado este viernes frente a la oficina de Migración Colombia, aunque sin dar declaraciones.

Síguenos por @800noticias