Coalición árabe bombardea el aeropuerto de Saná tras oferta de tregua | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Saná, Yemen | AFP La coalición árabe dirigida por Arabia Saudita bombardeó este sábado el aeropuerto internacional de Saná y un bastión rebelde en el norte de Yemen, horas después de haber propuesto una tregua humanitaria para la próxima semana.

Dos cohetes cayeron sobre la pista del principal aeropuerto de la capital Saná, en manos de los rebeldes hutíes, afirmaron testigos.

La autoridad de la aviación civil tenía previsto abrirlo este sábado unas horas para recibir la ayuda destinada a la población, atrapada desde hace más de un mes en el conflicto.

La ONU y las organizaciones humanitarias han criticado muchas veces los bombardeos de la coalición contra el aeropuerto, una vía “vital”, según ellas, para el transporte de ayuda en el país, sometido a una escasez de alimentos, carburante y medicamentos.

Las ONG y la ONU consideran “catastrófica” la situación humanitaria en Yemen, sometido a un bloqueo aéreo y marítimo de la coalición árabe.

Unicef advirtió que si continúan las restricciones a las importaciones “causarán más muertos que las balas y las bombas en los próximos meses”.

Según la ONU, más de 1.400 personas han muerto, miles están heridas y otras tantas se han visto obligadas a abandonar sus hogares por el conflicto.

La campaña aérea lanzada el 26 de marzo para impedir a los rebeldes, apoyados por Irán, tomar el control total del país no hizo retroceder a los insurgentes aunque mermó sus medios militares.

Toda la noche, la coalición bombardeó Saada, bastión rebelde en el norte de Yemen y en la frontera con Arabia Saudita, de donde más de 800 familias huyeron desde el viernes, afirman testigos.

En el sur, 30 personas, entre ellas 24 rebeldes, murieron en Zinjibar.

– Silencio de los rebeldes –

El pueblo de Marran, de donde procede el jefe de los rebeldes, Abdel Malek Al Huti, fue blanco de bombardeos aéreos y también de la artillería saudí desde el otro lado de la frontera. Según la televisión de los hutíes, decenas de cohetes cayeron sobre la aldea.

Estos bombardeos sobre Saada tuvieron lugar después de que los rebeldes efectuaron disparos de artillería esta semana contra la región fronteriza saudí de Najran, matando a diez civiles. Riad estima que deben “pagarlo caro”.

Fue precisamente en Saada desde donde los hutíes, con la ayuda de soldados partidarios del expresidente Alí Abdalá Saleh, lanzaron en julio de 2014 la ofensiva que les permitió apoderarse de zonas del centro y del oeste de este país pobre e inestable de la península arábiga, incluida Saná.

El viernes Riad anunció un alto el fuego de cinco días a partir del martes siempre que los rebeldes se comprometieran a respetarlo. Por el momento los hutíes no han reaccionado.

– Hablar con Teherán y Moscú –

El secretario de Estado estadounidense John Kerry también condicionó la tregua a que los hutíes acepten “que no haya bombardeos, ni disparos, ni movimiento de tropas o de maniobras para reposicionarse, ni ningún desplazamiento de armas pesadas”.

Sin citarlos, Kerry “alentó” a Irán y a Rusia, “los países más influyentes” sobre los rebeldes, a presionarles para que acepten los términos de una tregua, y aseguró que Estados Unidos permanecerá en contacto con Moscú y Teherán con esta finalidad.

Las relaciones entre las dos potencias regionales, el Irán chiita y la Arabia Saudita sunita, se han deteriorado con el conflicto en Yemen. Teherán desmiente sistemáticamente las acusaciones saudíes de ayuda militar a los insurgentes.

Síguenos por @800noticias