Cinco de los ocho billetes del cono monetario no compran nada | 800Noticias
800Noticias
Economía

Con información de Crónica UNO

Con apenas nueve meses en circulación, los billetes de 2, 5,10, 20 y 50 bolívares ya son rechazados por el grueso de la población y corren el riesgo de ser utilizados como papel de origami. Incluso el billete de Bs. 100 es causa de conflicto en Maracaibo, donde los comerciantes se niegan a aceptarlos.

Caracas. Ocho meses fueron más que suficientes para que los billetes del nuevo cono monetario perdieran tanto valor de compra que la población, los comerciantes y los transportistas se niegan a recibirlos. Los billetes de más alta denominación —500, 200 y 100 bolívares— solo pueden comprar entre 0,4 y 1,3 % de lo que compraban en agosto de 2018, cuando fueron puestos en circulación.

Cinco de los ocho billetes que conforman el cono monetario no compran ningún producto. Las monedas —de 1 y 0,5 bolívares— son prácticamente inexistentes y su circulación fue tan restringida que es poco probable que alguien tenga una.

El cono anterior tardó unos ocho años en perder su valor y convertirse en materia prima para hacer origami. En contraste, menos de un año se necesitó (debido a la hiperinflación) para que los billetes de 2, 5,10, 20 y 50 bolívares, que nacieron con el apellido «soberano», sean objeto de rechazo por el grueso de la población y seguramente falta poco para que se empiecen a ver carteras y monederos hechos con ellos.

Carteras hechas con billetes de bolívares fuertes. Fotos: Crónica.Uno

En Maracaibo, por ejemplo, los comerciantes del emblemático mercado de Las Pulgas sacaron de circulación seis de los ocho billetes del nuevo cono. Esta misma semana, en la capital del estado Zulia, hubo un conflicto entre la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y los comerciantes, porque estos últimos se niegan a recibir el billete de Bs. 100 siquiera para comprar cigarrillos detallados.

La promesa de recuperación del poder adquisitivo, que precedió la aplicación de la reconversión monetaria, no se cumplió y ante esta realidad —donde cada día se compra menos con cada billete— los ciudadanos prefieren romperlos o arrojarlos por las ventanas para evitar que sigan circulando.

En agosto de 2018 (mes de la reconversión monetaria) se podían adquirir 2,6 kilos de queso Santa Bárbara; 1,5 kilos de pernil y 3,3 kilos de papas en el Mercado Municipal de Quinta Crespo. La pérdida de poder de compra de los billetes es de tal magnitud que a principios de abril de 2019, con un billete de Bs. 500 solo se podían comprar 20 gramos de queso Santa Barbara; con un billete de Bs. 200; 20 gramos de pernil y con un billete de Bs. 100, solo 15 gramos de papa en el Quinta Crespo.

Estos productos aumentaron entre 7647 y 21.566 % entre agosto de 2018 y abril de 2019, por lo que ahora se necesitarían entre 73 y 214 billetes de cada denominación para comprar las mismas cantidades. Los venezolanos enfrentan los estragos de la inflación interanual —1.623.656 % (marzo 2018 y marzo de 2019)— sin que se actualice la familia de billetes.

En 2017, cuando todavía se mantenían en circulación los bolívares fuertes, se realizó una protesta en Caracas para demostrar el bulto que tenían que reunir los ciudadanos a fin de adquirir el equivalente a un solo dólar estadounidense. Una pancarta de 3000 billetes de dos bolívares fuertes fue protagonista de aquel espectáculo, la cual mostraba el deterioro de un cono monetario que cumplía 10 años en circulación, pero con el que ya nadie quería transar.

Cono monetario muerto

Para el economista y diputado José Guerra, el bolívar soberano ya es un cono monetario muerto. Guerra calcula que el billete de más alta denominación ha perdido entre 70 % y 80 % de su poder adquisitivo durante sus primeros ocho meses en circulación: la inflación, la escasez de bienes y servicios, los conflictos políticos y la caída del Producto Interno Bruto (PIB) devastaron el valor de la moneda venezolana.

La cantidad de monedas y billetes dispuestos por el Banco Central de Venezuela (BCV) apenas alcanza 5,6 % de la liquidez monetaria (4.891.372.492.153 bolívares). Y tal cantidad se considera insuficiente, según  expertos, pues en una economía sana debe circular al menos 12 % de la liquidez en efectivo.

Hasta el cierre de enero, cuando circulaban un poco más de 98.410 millones de bolívares en billetes y monedas, las piezas de 2 bolívares eran las más abundantes, según reseñó el portal digital Banca y Negocios. No obstante, el papel moneda en circulación aumentó a 276.010 millones bolívares hasta el 19 de abril —un aumento de 180 % respecto a enero—, sin que el BCV emitiera cifras exactas sobre las denominaciones impresas.

Ángel Alvarado, también economista y diputado, agrega que ya debería existir un billete que equivalga a 20 dólares, pues se trata de una cifra “universal”: si esto ocurriera, el billete sería de 104.037,6 bolívares, según la tasa Dicom, equivalencia que no se sostendría en el tiempo si la fluctuación del dólar mantiene su tendencia al alza.

 Con información de: Crónica Uno

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias