Capriles: Ningún trabajador al servicio del pueblo puede ser despedido por su tendencia política | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Nota de prensa

El gobernador de Miranda, Henrique Capriles, sostuvo este martes que las recientes declaraciones de Nicolás Maduro en las cuales da plazo de 48 horas para que los ministros “despidan” a los empleados que firmaron a favor del revocatorio, es una muestra clara de las sistemáticas violaciones a los derechos humanos hacia los venezolanos, por lo que consideró que Maduro no puede presidir ninguna instancia internacional donde haya cláusulas democráticas.

“Un gobierno que viola los derechos humanos no puede presidir una instancia que pide respeto a los mismos. Hasta que Maduro no respete la Constitución no debe ejercer la presidencia de ninguna instancia internacional. Es inmoral que se le entregue la presidencia de Mercosur, una organización que tiene cláusulas democráticas, las cuales deberían aplicárseles por pisotear constantemente los derechos del pueblo”, dijo.

Expresó que  el amedrentamiento a los trabajadores es inconstitucional.  “Cualquier venezolano tiene derecho al voto y sí tiene derecho al voto tiene derecho a revocar. Ningún trabajador que esté al servicio del pueblo puede ser botado por su tendencia política. En la Gobernación nadie ha perdido su empleo por cómo piensa. Que después no se queje Maduro, cuando lo lleven a una Corte Internacional por los delitos y violaciones a los Derechos Humanos”, enfatizó.

Indicó que el Secretario General  de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha ido desnudando la situación que atraviesa actualmente Venezuela, por lo que pidió a los países miembros de la OEA a no dejar dichas denuncias en una sola voz. “No dejen a Venezuela sola”.

Toma de Caracas

El Líder de la Unidad Nacional ratificó que la “Toma de Caracas”, será una movilización contundente, pero cívica. “Todo el que quiere cambio a lo interno y en el exterior debe el 1° de septiembre expresarse y hacerse sentir. Hagamos de ese día una jornada mundial e histórica en defensa de nuestra Constitución, del derecho a tener un cambio en nuestro país, por la solución a la crisis, por el derecho a tener comida y medicinas. El Gobierno le tiene miedo a la gente que salga a la calle y se exprese de manera pacífica. La resignación es el plan del gobierno, no el nuestro, el nuestro es luchar por nuestros derechos”, manifestó.

El mandatario regional afirmó que si el gobierno pretende cerrar las entradas a Caracas, los venezolanos se bajarán de los autobuses y protestarán en el lugar donde estén.  “Donde pretendan montar guarimbas allí tendrán una protesta, porque los venezolanos tenemos derecho a protestar y manifestar”, aseguró.

Síguenos por @800noticias