Cambio de forma y color de un lunar puede ser señal de cáncer de piel | 800Noticias
800Noticias
Salud

A muchas personas les encanta lucir una piel bronceada por tanto se exponen al sol constantemente y en muchos casos sin tomar previsiones para evitar daños severos a futuro. El melanoma es una de las consecuencias de la excesiva exposición al sol, es un tipo de cáncer de piel que aparece en forma de un tumor generalmente cutáneo, pero también del intestino y el ojo (melanoma uveal) y altamente invasivo por su capacidad de generar metástasis.

La dermatólogo Olga Zerpa, señala que el melanoma es el cáncer más agresivo que se puede presentar en la piel y se manifiesta como un lunar, por tal motivo “debemos estar pendiente de los lunares que ya tenemos así como también de los que aparezcan de repente, porque puede ser que cambien de tamaño, de color o comiencen a sangrar”.

La doctora Zerpa quién es Editora de la Revista de Dermatología Venezolana, comenta que si el melanoma se trata a tiempo, el paciente se cura completamente, sin embargo destaca que se debe tener especial cuidado porque se hace metástasis cuando alcanza 1,5mm de espesor, y en este momento se convierte en potencialmente mortal.

Igualmente informa Zerpa, que existen varios factores que inciden en la aparición del melanoma y puede ser genético pero el de mayor efecto es el factor ambiental. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que las radiaciones ultravioleta, y en particular las solares, son carcinógenas para el ser humano y provocan todos los principales tipos de cáncer de piel, como el carcinoma basocelular, el carcinoma espinocelular y el melanoma. En el año 2000 se diagnosticaron en el mundo más de 200.000 casos de melanoma y se produjeron 65.000 muertes asociadas a este tipo de cáncer. Por tal razón se recomienda evitar la exposición excesiva y utilizar filtro solar y ropa de protección.

Actualmente las cámaras de bronceado que emiten rayos ultravioleta están clasificados como carcinógenos para el ser humano por su asociación con los cánceres oculares y de piel melanocíticos.

Estudios de la OMS señalaron que el uso de camas solares conlleva un riesgo de cáncer de piel, y que ninguna persona menor de 18 años debería utilizarlas, ya que los jóvenes que sufren quemaduras por exposición a los rayos ultravioleta (UV) corren un mayor riesgo de desarrollar un melanoma en etapas posteriores de la vida.

dermatologist doctor inspecting woman patients skin on her back for melanoma

Lisbeth Brazón

brazonlisbeth@gmail.com

@lisbethbrazon

@800noticias

Síguenos por @800noticias