Cadena perpetua para un británico que reconoció abusar de casi 200 menores en Malasia | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Agencias

Un pederasta británico que abusó de decenas de niños de barrios pobres de Kuala Lumpur fue condenado este lunes a cadena perpetua por un tribunal de Londres. Richard Huckle, de 30 años, que se aprovechó de su trabajo en una organización caritativa cristiana para cometer los abusos, recibió una pena de 22 cadenas perpetuas, y no podrá salir de la cárcel en libertad condicional antes de 25 años. Huckle compartía en Internet los vídeos de sus abusos a niños y trató de sacar dinero con las filmaciones.

La justicia identificó a 23 de los niños que sufrieron sus abusos, aunque se sospecha que fueron muchos más, todos de barrios cristianos pobres de la capital malasia.En total, la justicia presentó 71 cargos contra él, de los que se declaró culpable.

“Es inusual que un juez tenga que dictar condenas por abusos sexuales cometidos a semejante escala por una persona”, dijo el juez Peter Rook. Huckle visitó Malasia por primera vez a los 19 años y se hacía pasar por un filántropo y piadoso profesor de inglés. Fue arrestado cuando llegó a Londres a pasar las vacaciones navideñas con su familia en 2014.

El acusado llegó a escribir un manual titulado “Pederastia y pobreza: una guía para el amante de niños”, en la que reconocía haber abusado de 191 niños, según trascendió en el juicio.En una ocasión, comentó en Internet: “Los niños pobres son definitivamente mucho más fáciles de seducir que los niños occidentales de clase media”. En otra ocasión, presumió de una víctima: “he ganado la lotería, una niña de tres años que es tan leal como mi perro, y a nadie parece importarle”.

Síguenos por @800noticias