Béisbol también contribuirá en la relación Cuba-EEUU | 800Noticias
800Noticias
Deportes Beisbol

AFP

Directivos de las Grandes Ligas de Estados Unidos confiaron en que el choque del Tampa Bay Rays y la selección cubana, que se jugará en La Habana este martes en presencia del presidente estadounidense, Barack Obama, contribuirá a la nueva relación entre Cuba y Estados Unidos.

Obama y su homólogo Raúl Castro – quien todavía no confirma su asistencia -son esperados en el amistoso que sellará la histórica visita del presidente de Estados Unidos a la isla.

“El juego contribuirá a desarrollar las relaciones entre los dos países mediante el béisbol”, dijo en conferencia de prensa en La Habana el comisionado de las Grandes Ligas (MLB), Rob Manfred.

Manfred agradeció el apoyo de Obama y Castro para la realización de ese encuentro que se realizará en el Estadio Latinoamericano.

El propietario del Tampa Bay, Stuart Stenberg, destacó que, además se ser “un acontecimiento histórico para su equipo y para todos los fanáticos del béisbol”, el choque será “algo grande (…) para” el juego de la pelota.

El encuentro será el primero que jugará el ‘team’ Cuba con una novena de la MLB desde 1999, cuando los isleños enfrentaron a los Orioles de Baltimore, en un duelo de ida y vuelta que concluyó con una victoria de visitante para cada uno.

También cerrará la visita con la que Obama busca consolidar el acercamiento iniciado entre Washington y La Habana a finales de 2014.

“Es un honor jugar frente a dos presidentes”, señaló el manager del Tampa Bay, Kevin Cash, quien designó como primer bate para el choque al jardinero Dayron Varona, el único cubano que integra el equipo y quien abandonó ilegalmente la isla hace unos dos años para cumplir su sueño de jugar en las Grandes Ligas.

Los directivos del béisbol de los dos países también confían en que el amistoso del martes acelere las negociaciones que Cuba y la MLB iniciaron en 2015 para que los beisbolistas de la isla puedan jugar bajo la Gran Carpa.

Debido a las restricciones que impone el embargo estadounidenses, vigente desde 1962, la única forma para que un jugador cubano pueda hacer carrera en la MLB es abandonado la isla clandestinamente o un equipo cubano de gira por el extranjero. Los fugados establecen entonces residencia de un tercer país y luego firman millonarios contratos como agente libres.

Manfred indicó que “ese tema sigue en discusión”, pero subrayó que “es complejo”. “Estamos discutiendo para encontrar una solución”, apuntó.

El presidente de la Federación Cubana de Béisbol, Higinio Vélez, dijo que “Cuba está lista y dispuesta para que sus jugadores participen en las Grandes Ligas”, pero “en igualdad de condiciones”.

Síguenos por @800noticias