Balotelli, el irreverente genio con más vidas que un gato | 800Noticias
800Noticias
Deportes

EFE

Mario Balotelli, un jugador tan genial como díscolo, volvió responder a quienes le consideran acabado para el fútbol como mejor sabe: marcando dos goles en su debut con el Niza, el club francés donde procura su definitivo renacimiento.

A los 26 años y con un currículum repleto de vaivenes futbolísticos y personales, el internacional italiano inició anoche su andadura en Francia con dos tantos que dieron a su nuevo equipo un sufrido triunfo ante el coloso Olympique de Marsella (3-2), el primero en el minuto 7 de penalti y el segundo, un cabezazo en el 78.

Contratado a última hora por el Niza -un club cuyos años áureos se remontan a los años 50-, Francia había acogido con expectación y recelo al irreverente delantero que, a pesar de su reconocido talento, no había llegado a consolidarse en ninguno de sus cuatro anteriores equipos: el Inter, el Manchester City, el Liverpool y el Milan.

Pero las portadas de hoy se rindieron al que apuntan como heredero del díscolo Zlatan Ibrahimovic, otro talentoso e imprevisible futbolista que acabó por cambiar el PSG de París por el Manchester United.

“Superbe, Mario” (“Extraordinario, Mario”), le dedicó en su portada el diario deportivo de referencia de Francia, ‘L’Equipe’.

El inicio de Balotelli ha dado la razón a uno de los valedores del fichaje del italiano, Jean-Pierre Rivère, presidente del Niza.

Él y el entrenador suizo Lucien Favre son los encargados de “domar” al jugador en su estancia en la idílica Niza, capital de la Costa Azul bañada por las tranquilas aguas del Mediterráneo.

Misión difícil, pues ni los experimentados José Mourinho, que le entrenó en el Inter, ni Roberto Mancini, en el City, consiguieron controlar el complicado temperamento del jugador.

“Estoy muy contento por Balotelli, es un chaval con una personalidad atractiva, lejos de la imagen que se tiene de él. Ha pasado dos años de sufrimiento y, a su llegada, ha mostrado mucha humildad”, dijo a la prensa Rivère.

Los dos años de sufrimiento a los que el dirigente del Niza se refiere comenzaron en el 2014 en el Liverpool, al que “SuperMario” había llegado después de tres irregulares cursos en el Manchester City (2010-2013) y de dos prolíficas cesiones en el Milan (2012-2013 y 2013-2014).

En Anfield, se encontró con el entrenador Brendan Rodgers, con el que los roces fueron continuos. En la 2014-2015, disputó 16 partidos y sumó un único gol.

El sustituto de Rodgers en la 2015-2016, el alemán Jürgen Klopp, también desechó el comportamiento infantil de Balotelli, famoso por haber llegado a las manos con su exentrenador Mancini durante su etapa en el City.

Sin espacio en el Liverpool ni mercado para recuperar los casi 20 millones de euros que habían invertido en su traspaso, el delantero italiano regresó al Milan por tercera vez. En 20 partidos de Liga, anotó apenas un tanto en la 2015-2016.

Estrella mediática de la Liga francesa por su agitado y prestigioso pasado, Balotelli busca recuperar el brillo profesional de la 2011-2012, temporada en la anotó 13 goles en la Liga inglesa y en la que fue máxima estrella de la selección italiana subcampeona de la Eurocopa del 2012.

“Los dos goles (ante el Marsella) fueron una gran recompensa para él, pero esto no ha sido más que el comienzo, hay que seguir así”, ahondó el presidente Rivère.

El próximo desafío de “SuperMario”, o el futbolista con más vidas que un gato, será este jueves 15 ante el Schalke 04 alemán, en el escaparate de la Liga Europa.

Síguenos por @800noticias