Avión Solar Impulse despega este sábado con la vista en el termómetro | 800Noticias
800Noticias
Ciencia

Agencias

El Solar Impulse II, el avión que funciona exclusivamente con energía solar, tiene previsto partir hoy hacia Abu Dabi en su última etapa para dar la vuelta al mundo, si las altas temperaturas no se lo impiden.

La hora del despegue del aparato, que el pasado día 13 aterrizó en El Cairo procedente de la ciudad de Sevilla (España), está prevista para la 01.00 hora local de mañana día 24, (las 23.00 GMT de hoy -día 23-), aunque desde la organización han advertido que la última decisión se tomará en la pista.

“Las condiciones de despegue son complicadas con vientos cruzados”, asegura una nota difundida en la página web del Solar Impulse, en la que explican que la duración de la última etapa hasta Emiratos Árabes Unidos durará en torno a 48 horas.

El Solar Impulse II tenía previsto volar hacia Abu Dabi el día 16, pero el piloto Bertrand Piccard informó de que se veía obligado a posponer el viaje por un “malestar estomacal”.

Los organizadores explicaron también que otra de las causas que han retrasado el vuelo han sido las altas temperaturas que están afectando a la región estos días, con el termómetro marcando los 48 grados en Arabia Saudí.

Según la organización, como las altas temperaturas reducen la densidad del aire que, a su vez, disminuye cuanto mayor es la altitud, el avión solar necesitará un mayor gasto de energía para que las hélices lo impulsen, tanto durante las horas diurnas como en las nocturnas.

“Nunca hemos tenido que enfrentarnos a temperaturas tan altas antes en nuestra vuelta al mundo, pero un pequeño reto al final de nuestra misión es siempre bueno”, aseguran los organizadores en su web.

A través de su cuenta de Twitter, Piccard comunicó el pasado martes de que ya se encontraba en disposición de emprender el viaje, aunque ya advirtió de que las condiciones meteorológicas no eran favorables.

“Este es el primer día que mi energía ha vuelto, pero no podemos volar porque el aire está demasiado caliente, lo cual significa que el Solar Impulse II necesita más energía de lo habitual”, tuiteó el piloto el día 19 de julio.

Si finalmente completa su último vuelo, el Solar Impulse II aterrizará en Abu Dabi después de haber recorrido más de 40.000 kilómetros, y sobrevolado el mar de Arabia, India, Myanmar, China, los océanos Pacífico y Atlántico, Estados Unidos, el sur de Europa y el norte de África desde marzo de 2015.

Este monoplaza, equipado con más de 17.000 células fotovoltaicas, está fabricado con fibra de carbono y se sustenta con una envergadura mayor que la del Boeing 747, pero desplaza un peso similar al de un automóvil familiar vacío.

Además, mantiene una velocidad de travesía de entre 45 y 90 kilómetros por hora, mientras que alcanza un techo de vuelo máximo de 8.500 metros de altitud.

Síguenos por @800noticias