Al menos una persona muere en protestas contra la comisión electoral en Kenia | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Al menos una persona ha muerto y cinco han resultado heridas en las manifestaciones organizadas hoy en Kisumu, en el oeste de Kenia, durante una nueva jornada de protestas en todo el país para exigir la dimisión de la autoridad electoral que supervisará las elecciones de 2017, según fuentes hospitalarias.

Los manifestantes cortaron carreteras y volvieron a echarse a la calle en la capital y varias ciudades kenianas, como cada lunes desde abril, pese a que las protestas de hoy habían sido declaradas ilegales inicialmente por la Policía.

La prohibición de las manifestaciones fue finalmente revertida esta mañana por el Tribunal Supremo, que ha declarado legales las marchas convocadas por la principal formación de la oposición, la Coalición para la Reforma y la Democracia (CORD) y ha pedido a la Policía que garantice la seguridad, informó el diario Daily Nation.

En Kisumu, bastión del líder de la oposición, Raila Odinga, ha muerto al menos un joven de un disparo en el pecho, cuyo cuerpo fue utilizado como barricada por los manifestantes para cortar una carretera en esa ciudad, según testigos e imágenes difundidas en redes sociales.

Otros cinco jóvenes fueron trasladados al Hospital de Kisumu también con heridas de bala tras los enfrentamientos con la Policía, apuntaron fuentes de este hospital al Daily Nation.

Las calles de esta ciudad, la tercera del país, y de Nairobi amanecían hoy en presencia de un fuerte dispositivo policial para evitar las protestas organizadas por la CORD para exigir la dimisión de la Comisión Electoral Independiente (IEBC, en sus siglas inglés).

Pese a la prohibición inicial de las marchas, grupos de jóvenes levantaron barricadas en las carreteras de Kisumu -donde escuelas y supermercados permanecen cerrados y las calles desiertas- y otras localidades del oeste del país, con piedras y neumáticos en llamas, desde primera hora de la mañana.

En Nairobi, la mañana transcurrió sin incidentes hasta el mediodía, en que centenares de manifestantes llegaron al centro desde el barrio chabolista de Kibera, uno de los bastiones de la oposición en la capital, cargados con piedras.

Los enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes, que acusan a la IECB de haber pactado con el Gobierno de Uhuru Kenyatta amañar los próximos comicios, se han cobrado ya tres muertos.

El encuentro celebrado la pasada semana entre el presidente keniano y el líder de la oposición para calmar tensiones no ha impedido que continúen las protestas, en un país que todavía recuerda la ola de violencia que siguió a las elecciones de 2007, con cerca de 1.200 muertos.

Síguenos por @800noticias