Aduanero tunecino muere en tiroteo con yihadistas cerca de frontera con Argelia | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP.- Un agente de la Guardia Aduanera tunecina murió el domingo en un tiroteo con yihadistas en Buchebka, cerca de la frontera con Argelia, anunciaron la televisión estatal y el presidente de un sindicato aduanero.

“Un agente aduanero murió y tres resultaron heridos en un tiroteo con un grupo terrorista en Buchebka”, indicó la televisión Wataniya 1.

El presidente del sindicato, Ridha Ennasri, declaró a la AFP que un agente murió en “un ataque terrorista contra una patrulla de la Guardia Aduanera” en Buchebka, gobernación de Kaserine.

“Un agente resultó muerto y otro heridos de gravedad”, añadió.

Este suceso se produce después de que un policía fuera asesinado por dos desconocidos en moto en la región de Susa (centro-este), escenario en junio del peor ataque yihadista de la historia del país. Las autoridades indicaron que la investigación en curso no había determinado si se trató de un atentado yihadista.

Túnez afronta desde su revolución en 2011 una progresión de los círculos yihadistas, responsables de la muerte de varias decenas de uniformados y 59 turistas.

Varios ataques han tenido lugar en la región de Kaserine, sobre todo en el monte Chaambi, el principal maquis yihadista de Túnez, donde el ejército intenta desalojar desde finales de 2012 a los grupos armados.

Las autoridades tunecinas anunciaron el mes pasado la muerte de tres dirigentes del principal grupo extremista armado tunecino vinculado a Al Qaida, la Falange Okba Ibn Nafaa. El ministro de Interior, Najem Gharsalli, aseguró entonces que la operación había “roto el espinazo de la Falange Okba Ibn Nafaa (….) en un 90%”.

El jefe de la Falange, Lokmane Abu Sakr, murió a finales de marzo en un operación de las fuerzas especiales en la región de Gafsa (centro).

Este grupo es el autor de varios ataques mortales contra las fuerzas armadas tunecinas. Según Túnez, también es responsable del atentado contra el museo del Bardo el 18 de marzo (21 turistas y un policía muertos), aunque fue reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI).

Túnez considera posible una escisión en el seno de la Falange Okba Ibn Nafaa y que una parte se haya incorporado a EI.

“Todavía no se da en Túnez la presencia de una organización estructurada llamada Daech. Ello no impide la existencia de ciertos elementos que haya prestado juramento a Daech” en el país, dijo en julio Gharsalli en conferencia de prensa refiriéndose a EI con un acrónimo árabe.

EI reivindicó asimismo el atentado sangriento del 26 de junio en un hotel cerca de Susa, que dejó 38 turistas extranjeros muertos, entre ellos 30 británicos.

Poco después de ese atentado, las autoridades tunecinas reinstauraron el estado de urgencia, con más prerrogativas a las fuerzas del orden, y multiplicaron las redadas.

Síguenos por @800noticias