Acusados siete funcionarios de la PNB y un civil por corrupción en Anzoátegui | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Nota de prensa

El Ministerio Público acusó a siete funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y un civil, por presuntamente solicitar la cantidad de un millón 500 mil bolívares a un comerciante a cambio de no llevarlo detenido.

El hecho ocurrió el pasado 26 de febrero en el barrio El Espejo de Barcelona, municipio Simón Bolívar del estado Anzoátegui.

La fiscal 5ª de la referida jurisdicción, María Martínez, acusó a los funcionarios Iginio Contreras (25), Yorman José Mendoza (23), David Antonio Ramírez (25), Julio César Valero (29) y el civil Roswil Ramón Rodríguez (23) por los delitos de concusión y agavillamiento en grado de autores.

Por su parte, los funcionarios Luis Arcila (29), Luis Manuel Sifontes (30) y Anderson Antonio González (29) fueron acusados por los mismos delitos, pero en grado de cooperadores inmediato.

Tales tipos penales están previstos y sancionados en la Ley contra la Corrupción y el Código Penal.

En el escrito acusatorio presentado ante el Tribunal 5° de Control de Anzoátegui, la representante del Ministerio Público solicitó la admisión de la acusación y el enjuiciamiento de los ocho hombres, quienes permanecen recluidos en las sedes de la PNB de Barcelona y la policía regional de Puerto La Cruz.

En horas de la mañana de ese día, los funcionarios acudieron hasta un galpón ubicado en el sector El Espejo por una supuesta denuncia de acaparamiento de artículos de primera necesidad.

Una vez en el lugar, se percataron de la existencia de varios productos alimenticios, los cuales pertenecían a dos restaurantes cercanos a la zona.

Ante esta situación, el dueño de los establecimientos mostró a los efectivos policiales la documentación que certificaba la legalidad de la mercancía.

Sin embargo, los hombres informaron al comerciante que ellos ejercían labores en la Operación Gorgojo, por lo que debía cancelar la suma antes indicada para no detenerlo por acaparamiento.

Posteriormente, la víctima denunció lo sucedido ante el Departamento de Desviaciones Policiales de la PNB, dependencia con la que se acordó una entrega controlada de dinero.

Más tarde, el civil acudió en una moto en compañía de un policía para el cobro, pero fue detenido inmediatamente, mientras que el funcionario huyó.

Los otros efectivos, tras ser reconocidos en un video, fueron citados a su comando, donde resultaron aprehendidos y puestos a la orden del Ministerio Público.

Síguenos por @800noticias