A tres años del asesinato de Conan Quintana vecinos y estudiantes aún claman justicia | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Nota de Prensa

Han pasado ya tres años del homicidio de Conan Quintana, reconocido dirigente estudiantil de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), quien perdiera la vida a manos del hampa junto a Luis Ángel Álvarez en las calles de La Candelaria. Líderes sociales y estudiantes exigen aún justicia para este caso que es un reflejo de cómo el Gobierno de Maduro ha condenado a los jóvenes a tener como destinos una tumba o huir del país en búsqueda de una mejor calidad de vida.

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, explicó como luego de tres años la Fiscalía General de la Republica mantiene silencio ante este cruento asesinado, dejando a su familia y amigos sin apenas el consuelo de saber que los culpables están tras las rejas. “Conan Quintana quien era mi mejor amigo me dijo una semana antes de morir cuando discutíamos la posibilidad de irnos del país que él quería ver el final de esta difícil historia donde habíamos luchado con todo nuestro esfuerzo para lograr la salida de un régimen que provoco la peor crisis de nuestra historia. Su destino al asumir esta decisión fue ser tiroteado por malandros a pocas cuadras del Ministerio de Interior Justicia y Paz”, dijo.

Rojas comentó que la inseguridad y represión ha costado la vida a centenares de jóvenes con sueños y metas truncadas, convirtiendo por ejemplo ayer día de las madres en una fecha donde las lágrimas han opacado a las sonrisas. “La familias ante esta cruel realidad han visto a sus hijos huir prefiriendo buscar futuro lejos de Venezuela evitando terminar en un cementerio producto de una bala disparada sea por antisociales o cuerpos de seguridad del Estado. Como fue el caso de Conan quien era hijo de una conserje e incluso salió a marchar con sus zapatos rotos luchando por una Venezuela libertaria”.

El miembro de la Asamblea de Ciudadanos de Candelaria afirmó que el ejemplo de estos mártires como Conan Quintana, Bassil Da Costa o Carlos Moreno entre muchos otros deben darles fuerzas para lograr esa rebelión popular la cual termine con esa pesadilla en la que ha sumergido a Venezuela el Gobierno de Nicolás Maduro. “Como decía el cantor del pueblo Alí Primera, los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos y el mayor homenaje a los héroes es conquistar la libertad y democracia en el país”, indicó.

Maduro condenó a la juventud a una tumba en Venezuela o huir del país

Por su parte Elvis Linares, consejero directivo de la UPEL, calificó de inaceptable que los tribunales que tienen en sus manos el caso del asesinato de Conan Quintana hayan hecho omiso al clamor de justicia hecho por los familiares de ese líder estudiantil y social. “Desde nuestra alma mater exigimos todo el peso de la ley para los homicidas que le quitaron la vida a este joven que estudiaba para profesor de Geografía e Historia y que perdió la vida el pasado 14 de mayo de 2015 en la Candelaria”.

Abzara Gómez, integrante del Congreso Nacional de Juventudes, expresó que Conan Quintana era un gran amigo y compañero de lucha, valiente y combativo. “En la UPEL siempre alzo su voz para condenar y denunciar la situación tan precaria en la que viven los docentes, estudiantes universitarios y la crisis educativa en general. Pero como a muchos otros jóvenes y ciudadanos venezolanos la inseguridad le arrebató la vida. Ellos no son cifras y exigir justicia es nuestro deber, prohibido olvidar”, concluyó.

Síguenos por @800noticias