+FOTOS| Zoológicos de Caracas: Más mitos que realidades | 800Noticias
800Noticias
Nuestra Tierra

Adriangela Ruiz (Activista ambiental)

Dadas las penosas circunstancias que como sociedad están atravesando los venezolanos, en las cuales hasta satisfacer las necesidades básicas se está convirtiendo en toda una proeza, no es de extrañar que exista una preocupación generalizada por las condiciones en el  que puedan encontrarse los animales en los zoológicos venezolanos, específicamente aquellos que dependen del Estado.

En aras de verificar cómo se encuentran realmente los animales ubicados en los zoológicos de Caricuao, Parque Generalísimo Francisco de Miranda (Antiguo Parque del Este) y el Pinar, Adriangela Ruiz, activista ambiental y representante en un proyecto de investigación del “Centro de Rescate y Preservación de Especies Espacios para  la Vida”, realizó un diagnóstico detallado en cada una de las instalaciones, pudiendo constatar las condiciones en las que se encuentran los ejemplares de cada especie exhibida en cada uno de los zoológicos.

Mostrando DSC04523.JPG

Con respecto al zoológico de Caricuao, la investigadora afirma que: “Los especímenes exhibidos se encuentran en excelente estado, no se observa deterioro físico por desnutrición, y su comportamiento es consecuente con un buen estado anímico, producto del bienestar, en términos generales, a nivel de salud de la cual disfrutan”.

En relación al sonado caso de los leones de Caricuao que estaban, al parecer, pasando hambre, Ruiz comenta: “Los leones, como el resto de los animales en el complejo, se encuentran en buen estado. Un indicio que demuestra la desnutrición en un felino, es que lo primero que  se observa en su anatomía son la últimas vertebras lumbares y las vertebras sacras de la columna, producto de la deficiencia nutricional. Y estos felinos no muestran estas características”.

Mostrando DSC04497.JPG

Añade que: “No hay posibilidades tampoco de que hayan estado en estas condiciones  y de que en unos pocos días hayan recuperado capas de grasa y crecimiento de músculos de manera tan formidable. Y para quienes creyeron que los leones estaban siendo alimentados con mangos, es importante que se entienda que estos animales son carnívoros y que no van ingerir otra clase de alimentos que no sean aquellos a los que están  acostumbrados a consumir en su dieta diaria, en este caso productos cárnicos. Pude observar, que hay árboles de mango en muchos sitios del complejo, incluidas varias exhibiciones de animales, lo que explicaría la presencia de la fruta en estos, pero bajo ninguna circunstancia esto implica que, los animales estén siendo alimentados con esto, y más cuando hablamos de carnívoros”.

Mostrando DSC04506.JPG

Adicionalmente, hizo énfasis en el buen estado y funcionamiento en las instalaciones: El mantenimiento y cuidado de las instalaciones, así como la atención de los empleados del  zoológico hacia los animales, es en verdad excelente, no vi nada que pudiese considerarse irregular o fuera de los estándares que se esperaría se apliquen en este tipo de instalaciones”. Y añadió: “Inclusive, en los distintos días en los que realicé el diagnóstico, entrevisté a  habitantes del sector cercano al zoológico, a visitantes, y un buen número de los vendedores que hay en las inmediaciones y que no quisieron ser identificados,  y  todos, coincidían en que habían escuchado  acerca de los rumores del mal estado del zoológico, pero que no entendían el porqué del rumor, porque para ellos eso no era verdad, de hecho, eventualmente, por el revuelo de la información que habían escuchado, algunas de estas personas o algún familiar o amigo de estas, habían ido al zoológico solo para satisfacer la curiosidad de saber si era cierto o no lo que se decía, y al ver la normalidad del funcionamiento del sitio y ver que los animales estaban bien, dejaban de preocuparse o de interesarse en  el tema”.

Mostrando DSC04319.JPG

Con respecto a los animales que se encuentran el Parque Generalísimo Francisco de Miranda (Parque del Este), la ecodefensora sostiene que: “Encontré de igual forma que los animales están en buenas condiciones. Todos los animales presentan un buen aspecto físico y de salud en términos generales. Particularmente, en los dos casos más comentados y que por ende más nos preocupaban, pudimos comprobar que no hay razones de peso para alarmarse.  Las aves, cuando presentan desnutrición, muestran un aspecto delgado, huesudo, deformidades, una cabeza excesivamente grande, patas y alas muy delgadas. Este no es en lo absoluto, el caso de las aves en Parque del Este. Y los dos Jaguares presentan también un buen aspecto físico, consecuente con un buen cuidado y  nutrición”.

En el Pinar, la experiencia fue similar a las anteriores para la ecologista. “No hay indicios de que estos animales hayan estado en malas condiciones. Tienen buen aspecto físico, no  lucen débiles, ni  muestran características de desnutrición o que se estén recuperando de ésta, ni tampoco signos de maltrato o abandono. De hecho, desde hace varios meses, e incluso más tiempo, los visitantes  han  observado mejoras en las estructuras del complejo, tanto de las exhibiciones donde se encuentran los animales, como las zonas de esparcimiento para las personas que visitan el lugar, lo que ciertamente suma a  los resultados positivos de esta investigación, afortunadamente”.

Mostrando DSC04330.JPG

Ruiz, finalmente hace énfasis en la importancia de hacer investigaciones objetivas y con fundamentos sólidos: “Nosotros, en el “Centro de Rescate y Preservación de Especies Espacios para  la Vida”, comprendemos la preocupación de  la colectividad por los animales en los zoológicos, precisamente por la situación país que lamentablemente estamos atravesando. Y como Fundación Ambientalista, de haber observado irregularidades que ameritaran acciones contundentes para proteger a los animales, lo hubiésemos hecho, sin que nos temblara el pulso. No solo hubiésemos denunciado; incluso teníamos planteado, cuando diseñamos este proyecto, que uno de nuestros objetivos sería que, si  verificábamos que los  animales realmente estaban en peligro, ofreceríamos nuestra ayuda para solventar la situación y si observábamos negligencia de parte del personal encargado de los zoológicos, tocaríamos las puertas a nivel internacional para pedir la atención y la ayuda que se necesitara, con tal de salvar a los animales. Pero al realizar el diagnóstico, comprendimos que las afirmaciones que se habían hecho no eran ciertas y la mayor prueba de esto, es el estado físico de los animales. Es muy importante, antes de hacer aseveraciones de tanto calibre, no solo dejarse llevar por el ruido de las opiniones, que en su mayoría no tienen el conocimiento académico o científico que les permita construir argumentos con base. No solo nuestra propia credibilidad está en juego al  hacer afirmaciones sin bases sólidas, sino también la reputación de las personas que trabajan en estas instalaciones, a nuestro parecer por lo observado, con mucha dedicación para cuidar a estas criaturas, y para ofrecer un buen servicio al público. Nuestra posición política particular no  debe nublar nuestro juicio, el cual, como activistas ambientales y en este caso investigadores, debe ser objetivo. Y ciertamente, el gobierno es el responsable de la debacle en la que está sumida Venezuela, pero hay que reconocer, que específicamente estos tres zoológicos que investigamos, están en óptimas condiciones, ahora bien, habría que investigar el resto de los zoológicos en el país, no podemos afirmar que todos se encuentren bien, puesto que nuestra investigación solo se basó en los que se encuentran en Caracas”.

Mostrando IMG_20160804_144053.jpg

Síguenos por @800noticias