¡Y AÚN ES LIDER! | Estudiantes de Guárico perdió un equipo completo por el éxodo de jugadoras | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Con información de www.futbolella.com

Es el semillero más prolífico del fútbol femenino venezolano. Representante del país sudamericano en la Libertadores Femenina durante los tres últimos años –perdió la final de 2016 frente a Sportivo Limpeño, hoy Libertad Limpeño– y tiene el cupo asegurado para la edición de 2018, todavía sin sede y fecha.

El equipo vive ahora una suerte de transición pero lo hace aferrado a la punta del grupo Centro Oriental de la Superliga de mujeres.  “La mentalidad es no perder”, dice Saimar Avilés, responsable de la información del club.

Estudiantes de Guárico nació hace 17 años en San Juan de Los Morros, la capital de este muy grande estado que es la entrada a los llanos venezolanos. En sus inicios llegó a tener un equipo masculino que jugó en tercera división pero luego se decantó por el fútbol femenino donde ha cosechado éxitos con los que ni sueñan los clubes tradicionales de hombres, casi siempre apeados en las primeras fases de los torneos sudamericanos.

Para este torneo 2018, Estudiantes luce víctima de los logros alcanzados: sus jugadoras más destacadas se enrolaron en la muy atractiva liga profesional colombiana, que les ofrece salario , alimentación y hospedaje. También el entrenador Omar Ramírez que dirigió en el Apertura a Unión Magdalena de Santa Marta y lo condujo a los cuartos de final. A Ramírez lo sustituyó su asistente Erickson Durán. La decaída situación económica del país es otro aliciente para hacer maletas.

Un equipo completo emigró. La lista la encabeza la extraordinaria goleadora del torneo 2017 Paola Villamizar, apodada El Rifle por la potencia de su pegada,  y la portero Lisbeth Castro, que fueron contratadas por el Gremio Osasco Audax, de Brasil. Otras nueve se fueron a Colombia: Jeismar Cabeza, Real Cartagena: Cinthia Zarabia e Iceis Briceño, Junior de Barranquilla; Milagros Mendoza, Lisol Castillo y Nairelis Gutiérrez, Unión Magdalena; Leury Basanta y Yolgrelis Rengifo, Atlético Bucaramanga; y Natasha Rosas que cumple su segunda temporada en Patriótas de Boyacá.

“Se ha hecho complicado, no solo porque la mayoría de las jugadoras son nuevas sino porque son juveniles, algunas nunca habían jugado en la liga profesional”, explica Avilés, luego de tropiezos recientes del equipo en el torneo Apertura, en especial una derrota de local contra Lala FC, un potente club del suroriente venezolano, y otra de visitante contra Deportivo La Guaira.

El plantel de Estudiantes proviene en su mayoría de su zona natural, Guárico, con excepción de un par de jugadoras de Anzoátegui (club que dejó de competir), otra del estado Yaracuy y la guayanesa Maikerlin Astudillo, que disputó la Copa América Femenina con la selección Vinotinto. “La idea es mejorar y lograr el resultado que se quiere”, apunta la jefa de prensa.

A falta de tres jornadas para el final de la etapa clasificatoria del Apertura Estudiantes ha sido igualado en la punta  por el insurgente La Guaira. “El objetivo es clasificar al cuadrangular final”, apunta Avilés y ser primeras para evitar en el cruce al líder del otro grupo que es Flor de Patria, rival de las finales de apertura y clausura de 2017.

Síguenos por @800noticias