Wenger deja abierta la puerta a dirigir la selección inglesa | 800Noticias
800Noticias
Deportes

EFE

Arsene Wenger, entrenador del Arsenal durante las últimas dos décadas, se ha mostrado “abierto a dirigir un día” a la selección de Inglaterra.

El técnico alsaciano, que se encuentra en su último año de contrato con el conjunto del norte de Londres, ha reiterado que no romperá su vínculo con el club, pero ha dicho que se siente “halagado” de que su nombre esté entre la terna de candidatos al banquillo de Wembley.

“Mi prioridad es hacerlo bien aquí; éste ha sido y es mi club. Pero si soy libre un día, ¿por qué no? Eso sí, ahora estoy centrado únicamente en mi trabajo”, señaló este viernes en Londres Wenger, en la rueda de prensa previa al encuentro del domingo con el Burnley.

El veterano Wenger, que celebra este sábado sus 20 años en el banquillo del Arsenal, hizo regalos a los medios de comunicación presentes en Colney, la ciudad deportiva del club, para festejar esta histórica fecha.

El nombre del preparador francés, de 66 años, es uno de los que ha tanteado la Federación de Inglaterra de Fútbol (FA) para tomar las riendas de la selección, tras la destitución el pasado martes de Sam Allardyce.

Allardyce, que apareció en un vídeo grabado con cámara oculta en el que explica, entre otras cuestiones, cómo burlar las leyes del mercado de fichajes, fue la primera víctima de la trama de corrupción destapada esta misma semana por el diario británico The Telegraph.

En la actualidad, el seleccionador sub-21, Gareth Southgate, ha sido nombrado entrenador interino para los cuatro próximos compromisos de Inglaterra: Malta (8 octubre), Eslovenia (11 octubre), Escocia (11 noviembre) y España (15 noviembre).

Este domingo, en el estadio de Turf Moor, el Arsenal buscará su quinta victoria consecutiva en todas las competiciones y acercarse de paso al líder de la Premier League, el Manchester City de Pep Guardiola.

Wenger, que lleva sin conquistar un título de liga desde 2004, ha admitido que ha modificado su forma preparar los partidos y las temporadas desde que llegó a Inglaterra en 1996, procedente del fútbol japonés.

“Tengo mucha pasión por este deporte y el deseo de mejorar cada día. La forma en la que dirijo ahora no es la misma de hace cinco años. No sé durante cuánto más tiempo seguiré y sé que puede acabar mañana. Ninguna historia de amor es eterna”, comentó el francés.

Síguenos por @800noticias