Visita de Peña Nieto a Francia, “gran momento” de las relaciones franco-mexicanas | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

París, Francia | AFP | Enrique Peña Nieto y François Hollande se congratularon el jueves por el “gran momento” que viven las relaciones entre los dos países, en el último día de la visita de Estado del presidente mexicano a Francia, durante la cual se firmaron más de 60 acuerdos de cooperación.

En declaraciones a la prensa tras recibir a su homólogo mexicano en el palacio del Elíseo, el presidente francés recalcó que recibió ya a Peña Nieto cuando era presidente electo, en un “período que no era el mejor” en las relaciones bilaterales, y decidieron entonces abrir una nueva etapa.

“Cuando hay voluntad política y decisión común se puede avanzar”, dijo recordando los puntos de vista convergentes en el dominio político y de medio ambiente, así como la cooperación y los intercambios.

“Desde hace tres años, los intercambios entre nuestros países progresaron un 10% por año y desde principios de este año la progresión es de 30%”, recordó.

Peña Nieto agradeció la acogida de Francia a México en esta visita, que calificó nuevamente de “histórica”.

“Hace tres años acordamos dar un nuevo horizonte” a nuestras relaciones, afectadas por “nubarrones”. Hoy las relaciones están en un “gran momento” y “México quiere caminar al lado de Francia”, dijo, recalcando su apoyo a la posición de Francia en favor de un acuerdo vinculante en la próxima conferencia sobre el clima, prevista en París a fin de año.

Más de 60 acuerdos

Peña Nieto recordó que se firmaron durante su visita más de 60 acuerdos de cooperación, señalando en particular los relativos a educación, medio ambiente y salud, uno de los cuales concierne la investigación sobre una vacuna contra el dengue y otro la especialización de médicos en trasplantes renales.

Previamente se firmaron en el palacio del Elíseo acuerdos de cooperación en distintos dominios: educación e investigación científica, agricultura y ganadería, turismo, medio ambiente, salud y espacio, pero entre ellos no figura ningún contrato económico importante.

Fue presentada además la maqueta de la futura Casa de México en París, una presencia cultural que “marcará un hito de las relaciones entre las dos naciones”, dijo Peña Nieto.

Por la noche, el presidente mexicano y su esposa fueron huéspedes de honor de una cena de gala ofrecida en el Palacio del Elíseo, que cerró la visita de Estado a Francia.

El martes Peña Nieto presidió junto a Hollande al tradicional desfile militar del 14 de julio, una primicia para un jefe de Estado latinoamericano. En el desfile participaron 150 militares mexicanos, entre ellos cadetes del Colegio Militar que marcharon con sus águilas.

El miércoles, los dos mandatarios se trasladaron a Marsella (sur) donde visitaron la planta de Airbus Helicópteros y el buque escuela de México “Cuauhtémoc”, que se encontraba en Francia para participar en los festejos de la fiesta nacional.

La visita de Peña Nieto a Francia, que responde a la que realizó Hollande a México en abril de 2014, evidencia las excelentes relaciones entre los dos países, que, como lo recalcaron ambos, no cesaron de mejorar desde sus respectivas llegadas al poder, dejando atrás la grave crisis diplomática provocada en 2011 por el caso de Florence Cassez, la ciudadana francesa que fue acusada de secuestro en México.

Críticas

Esta visita, iniciada el lunes, se vio ensombrecida por las críticas manifestadas contra el ejecutivo y el ejército mexicano respecto a la situación de los derechos humanos en el país, y por la fuga el sábado del jefe mafioso Joaquín “El Chapo” Guzmán, que volvió a dejar en evidencia el problema de la corrupción en el país y puso en tela de juicio la estrategia de seguridad de Peña Nieto.

La visita fue objeto de críticas de asociaciones, intelectuales y políticos de izquierda franceses, varios de los cuales pidieron en una carta abierta a Hollande “que aproveche la oportunidad para condenar públicamente las desapariciones forzadas, las torturas generalizadas y las ejecuciones extrajudiciales perpetradas casi a diario en México con total impunidad”.

Convocada por el Colectivo París-Ayotzinapa, asociación de mexicanos residentes en Francia, una manifestación tuvo lugar el martes en París para pedir que Francia “imponga un embargo de venta de armas a México” y que revise su alianza estratégica con el ese país “hasta que se garantice el respeto irrestricto a los derechos humanos”.

Síguenos por @800noticias