+ VIDEO | Steinmeier, nuevo presidente alemán, dice que su país es un “ancla de esperanza” | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Agencia Efe

El presidente electo alemán, Frank Walter Steinmeier, destacó hoy en su discurso de aceptación del cargo que es algo “maravilloso” que Alemania, con su difícil historia a cuestas, se haya convertido en un “ancla de esperanza” para muchas personas en el mundo.

“Ustedes me llenan de valor”, dijo Steinmeier a los delegados de la Asamblea Federal que lo acababan de elegir por mayoría absoluta, repitiendo una frase que había escuchado a una activista tunecina al referirse a la lucha por la democracia.

“Ella no se refería a mí, ni a mi delegación, sino a nuestro país ¿No es sorprendente?, ¿No es realmente maravilloso que esta Alemania, nuestra difícil patria como la llamó Gustav Heinemann (presidente entre 1969 y 1974), que este país se haya convertido para muchos en un ancla de esperanza?”, se preguntó entre aplausos de los delegados.

Según Steinmeier, si Alemania da a otros esperanza, no es porque todo sea perfecto en el país, sino porque ha demostrado que las cosas pueden mejorar, que se puede pasar de la guerra a la paz y de la división a la reconciliación, y que se puede superar “el delirio de las ideologías” para alcanzar la “sensatez política”.

En un momento de incertidumbres y riesgos, abogó por defender los fundamentos de la democracia: “necesitamos valor para preservar lo que tenemos, libertad y democracia en una Europa unida”, manifestó.

En su discurso recordó a muchos de sus antecesores, empezando por Theodor Heuss, el primer presidente de la República Federal de Alemania, de quien dijo que fue elegido cuando en las calles se estaba reconstruyendo el país a partir de las ruinas que habían dejado el nazismo y la guerra.

También tuvo palabras para Roman Herzog, el primer presidente elegido después de la reunificación alemana, en momentos en que, dijo, al igual que ahora, “hay voces que llaman a la xenofobia y al resentimiento”.

“Nuestro país logró superar esos llamados y estoy seguro que los superará también ahora”, dijo Steinmeier en alusión a las tendencias xenófobas de fuerzas políticas en auge.

Siguiendo una costumbre de la mayoría de sus antecesores, agradeció a quienes votaron por él en la asamblea y prometió a todos lo que no lo habían hecho que trabajaría para ganarse su confianza.

El cargo de presidente alemán tiene funciones principalmente representativas y debe encarnar la unidad de la nación por lo que el elegido ha suspendido su filiación política durante el tiempo que esté en el cargo.

Steinmeier, exministro de Exteriores de origen socialdemócrata, contaba con el respaldo de los partidos de la gran coalición de gobierno, así como con el de Los Verdes y el Partido Liberal.

Hoy recibió el apoyo de 931 de los 1.253 delegados presentes en la Asamblea Federal. EFE

Síguenos por @800noticias