+VIDEO | IMAS: Aumento de la tarifa del servicio de agua es un debate pendiente | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Tibisay Ascención Pino / @tibisayap

La tarifa del servicio del agua se ha mantenido congelada en los últimos cuatro años, lo que dificulta sostener los gastos de inversión de las infraestructuras del sistema hídrico. Este escenario es determinante para que se realice un debate sobre el ajuste de los costos por el suministro de este recurso, considera la presidenta del Instituto Municipal de Aguas y Acueductos de Sucre (IMAS), Tatiana Noguera.

Realizar las labores adecuadas para sostener el buen funcionamiento de la infraestructura, requiere de un incremento en el costo del servicio del vital líquido, pues en la actualidad la recaudación del IMAS ni siquiera cubre los gastos del personal.

Sustituir una válvula cuesta un millón de bolívares, por lo que con la recaudación del instituto que es de 4 millones de bolívares se cubriría la sustitución de cuatro válvulas.

Para Noguera, sin embargo, es indispensable que se abran las posibilidades de realizar trabajos reales de reparación y no de sustitución, pues el acueducto que surte del recurso hídrico al municipio capitalino Sucre tiene 40 años.

Detalló que se necesitarían Bs. 20 millones mensuales para cumplir con los gastos de inversión, lo que representaría un déficit de 400% en los recursos. Lo oneroso del mantenimiento versus lo insuficiente de la recaudación crea un cuello de botella.

Bajo ese escenario, Noguera pide que “se abra una discusión con el tema de las tarifas”, pues estima que lo justo es incrementar el costo para garantizar el buen suministro del recurso hídrico.

La directora del IMAS alerta que la situación de crisis que se vive en el país hace que el momento sea “inoportuno” para hacer un ajuste: “No lo podríamos hacer, porque lo que haríamos es caer en morosidad”, sostuvo.

Inversiones adelantadas

Noguera precisó que se están rehabilitando dos pozos, uno en Terrazas del Ávila y otro en la urbanización Miranda. Estos proyectos pueden tardar en ejecutarse al menos dos años.

Aclaró que para la ejecución de estas infraestructuras sólo se necesitan las partidas presupuestarias del gobierno local.

Recordó igualmente que esto requiere de un proceso burocrático ante el Ministerio del Ambiente. En ese sentido, recordó que se retomó una tarea que estaba rezagada por la espera del despacho.

“A pesar de nuestra mejor disposición, siempre encontramos una diligencia que necesita una aprobación y que no podamos realizar nuevas inversiones”, dictaminó.

 

Síguenos por @800noticias