+VIDEO | Guerrillas y paramilitares colombianos, plaga sin control en Venezuela | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Wandor Dumont

En los últimos cinco años Venezuela ha enfrentado un espiral de deterioro en todos sus niveles económicos, sociales y políticos. A estas fallas, ahora los venezolanos tienen que sumarle la preocupación de convivir con grupos irregulares armados en los estados fronterizos e incluso en regiones del interior del territorio nacional.

Estos grupos irregulares han sido identificados por la ONG Fundaredes y diputados de la Asamblea Nacional (AN) como grupos guerrilleros o paramilitares de Colombia, los cuales, se han convertido según ambas versiones en brazos armados del gobierno de Nicolás Maduro para defender los negocios de contrabando de diferentes recursos naturales de Venezuela.

Alarmas de guerrillas

El pasado 16 de octubre el diputado a la AN por el partido La Causa R Américo De Grazia denunció a través de su cuenta de red social de Twitter, la desaparición de al menos 16 personas tras un supuesto enfrentamiento entre una banda armada y la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN) por el control de una mina ilegal de oro en el sur del estado Bolívar.

Según el parlamentario, el enfrentamiento ocurrió en la mina El Candado, en la zona de Bochinche en el estado Bolívar entre los guerrilleros del ELN y miembros de la banda “El Coporo”, controlada por un hombre apodado “El Tamao”.

Dos semanas más tardes, específicamente el domingo 4 de noviembre, una patrulla de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) logró la captura en la zona fronteriza del estado Amazonas a un líder del ELN, pero en horas de la tarde la misma comisión regresó al lugar donde fue emboscada cerca de la comunidad indígena Picatonal, a pocos minutos de Puerto Ayacucho.

El ataque dejó un saldo de al menos tres funcionarios de la GNB muertos y 10 heridos. Autoridades de la entidad dieron a conocer que entre los detenidos por “la Brigada de Infantería de Selva” figura el ciudadano colombiano Luis Felipe Ortega Bernal, uno de los comandantes del ELN.

Tras estas delicadas denuncias, se esperaba que el gobierno escuchara todas las versiones, citara a las personas denunciantes y luego abriera una investigación para conocer los detalles de lo ocurrido con  mayor  precisión, pero no fue así.

Qué dice el Gobierno

Ambos casos han generado alarmas e incertidumbre en la nación en el último mes, pero el gobierno ha dado la misma respuesta politizada, lo cual le ha servido para tapar el tema.

En el primer caso expuesto del estado Bolívar, el presidente de la República, Nicolás Maduro, señaló rápidamente a De Grazia y, al excandidato a la gobernación de Bolívar, Andrés Velásquez, también dirigente de La Causa R, como financistas de las bandas armadas y de contrabando de los recursos minerales. Negando así el hecho de la presencia del ELN en la región.

En el caso de Amazonas, en voz del ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, se asumió que un grupo paramilitar de Colombia, sin mencionar cuál, fue el que atacó a los soldados venezolanos.

La respuesta del titular de la cartera militar fue un poco tardía y opaca. Tres días después de los hechos, durante un acto castrense desde el estado Táchira, primero exhortó a los grupos paramilitares a retirarse de Venezuela y luego atacó el accionar del gobierno de Colombia por no contener a los guerilleros.

Queda flotando la siguiente pregunta: ¿cómo si la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) está desplegada en la frontera es posible entonces que estos grupos paramilitares operen dentro del territorio nacional?

El accionar del Ministerio Público

La impresión de indiferencia o de vista gorda que deja el Ministerio Público ante la presunta actuación de los grupos guerrilleros de Colombia en el país asombra, sobre todo, por el hecho de que el mismo Ministro de la Defensa confirmó la presencia de paramilitares de esa nación en Amazonas tras el ataque a los efectivos militares venezolanos.

El fiscal general de la República designado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Tarek William Saab, solo se ha referido al caso del estado Bolívar, al que catalogó como un hecho entre bandas delictivas que operaban en la zona para hacerse con el control de minas ilegales. Adelantó que iban a hacerse las investigaciones correspondientes.

Días más tarde a lo ocurrido, el 1 de noviembre, Saab informó acerca de un “golpe a las mafias del oro”, debido a la solicitud de orden de aprehensión contra el Zar del Oro de El Callao, Eduardo Enrique González Mejías, conocido también como “Comandante El Tati”, por su presunta vinculación con la extracción y contrabando ilícito de oro en el estado Bolívar.

Señaló que Mejías habría financiado bandas criminales dedicadas a la sustracción y procesamiento ilegal del referido metal con el propósito de comercializarlo fuera del país de forma irregular, a pesar de que la venta de este metal debe hacerse a la Compañía General de Minería de Venezuela (Minerven), siempre que sea extraído en yacimientos legales.

ONG: En Venezuela operan 10 grupos irregulares armados 

Durante este 2018 la ONG Fundaredes se ha dedicado a denunciar el movimiento y accionar de los grupos paramilitares en Venezuela. Entre los denunciados están el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Ejército Popular de Liberación (EPL), las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en dos formas (la disidencia como Colectivo de Seguridad Fronteriza, nuevo, y el movimiento político), el Frente Bolivariano de Liberación (FBL) y los grupos paramilitares: Rastrojos, Urabeños, Águilas Negras, Bota de Caucho y Botas Negras.

Javier Tarazona, presidente de la ONG, señaló que al menos 10 estados de Venezuela tienen presencia de guerrilla Colombiana e incluso hizo un llamado de alerta debido a la expansión operativa de estos grupos irregulares hasta las costas del estado Falcón. Aseguró que la guerrilla está pagando en moneda extranjera a jóvenes y a pescadores en esa entidad para que realicen actividades ilícitas que coordinan estas organizaciones.

Desde principio de año Fundaredes ha denunciado ante la Fiscalía los casos de presencia paramilitar, pero el ente no le ha dado respuesta acerca de la apertura de las investigaciones. Tarazona considera que la falta de acción por parte del Ministerio Público es porque el gobierno de Nicolás Maduro “ve en las guerrillas un brazo armado para la revolución”.

Asimismo, el presidente de la ONG tiene una investigación sobre grupos disidentes de las FARC que estaban inicialmente aislados. Dice que ahora se han organizado en una nueva fuerza de combate que opera bajo el nombre de “Colectivo de Seguridad Fronteriza” o “Colectivo Armado del Pueblo”, movimientos que están coexistiendo con otras organizaciones guerrilleras como el ELN, el EPL y el Frente Bolivariano de Liberación (FBL).

¿Dónde están operando?

Para Fundaredes los pobladores de los estados fronterizos de Mérida, Táchira, Zulia, Apure y Barinas ya están “pagando vacunas” a grupos guerrilleros que operan en sus regiones. Mientras que en algunos estados del interior, como Lara y Guárico, ya hay asentamientos de diversos miembros de la nueva facción de las FARC.

En las costas del estado Falcón la guerrilla del ELN está pagando a los pescadores en moneda extranjera para que realicen operaciones ilícitas a islas del Caribe como Bonaire y Curazao.

Mientras que al sur del país, específicamente en los estados Amazonas y Bolívar, el diputado De Grazia asegura que el ELN está haciéndose del control de las minas clandestinas.

Síguenos por @800noticias