+ VIDEO | El rey convoca a los partidos españoles para saber si habrá nuevo Gobierno | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El rey Felipe VI se reunirá con líderes políticos españoles los días 24 y 25 de octubre para saber si hay posibilidades de proponer un candidato a jefe del Ejecutivo con garantías de éxito en un debate en el Congreso.

El 31 de octubre vence el plazo legal para que haya nuevo Gobierno y, en caso negativo, los españoles volverán a las urnas dentro de dos meses, la tercera vez en un año.

La Casa del Rey confirmó hoy la celebración de esa ronda de conversaciones después de que el Jefe del Estado recibiera en su despacho a la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

España carece de Ejecutivo con competencias plenas desde los comicios legislativos de diciembre de 2015 y los que tuvieron lugar en junio pasado tampoco modificaron la situación, porque el socialista Pedro Sánchez, en marzo, y el actual presidente en funciones, Mariano Rajoy, en septiembre, fracasaron en su intento de conseguir el apoyo del Congreso.

Sánchez logró 131 escaños en una Cámara de 350 diputados, mientras que Rajoy obtuvo 170.

Según la Constitución española, hay un plazo de dos meses para que la Cámara designe un nuevo presidente, que en este caso vence el 31 de octubre.

La ronda de consultas del rey tendrá lugar unos días antes de que expire el plazo y de esas conversaciones puede salir una propuesta, si el monarca percibe que hay algún candidato en condiciones de ser elegido, aunque pudiera ocurrir que no.

La única opción sobre la mesa es la de que Rajoy (PP, centroderecha) vuelva a intentarlo.

Todos los ojos están puestos en el PSOE (socialistas), que tiene 85 diputados y que estos días debate si cambia el sentido de su voto, que fue negativo en el intento de Rajoy.

Los socialistas discuten acerca de si abstenerse en una segunda votación, dos días más tarde de la primera y en la que para Rajoy sería suficiente la mayoría simple (más síes que no es).

El PSOE carece de dirección desde que su líder, Pedro Sánchez, fuera forzado a dimitir por sus correligionarios el pasado 1 de octubre.

Una comisión gestora interina lleva a cabo estos días contactos con dirigentes del partido para saber si los socialistas pueden favorecer la elección de Rajoy mediante una abstención.

Un gesto en ese sentido de los socialistas hace previsible que Felipe VI vuelva a proponer al líder del PP, que accedió a la Jefatura del Gobierno español a finales de 2011.

Si de la ronda del rey sale un candidato el debate en el Congreso tendría lugar en cuatro fechas comprendidas entre el 26 y el 31 de octubre.

Hace unas semanas Rajoy logró el respaldo de los 137 curules de su partido, más 32 de los liberales de Ciudadanos y uno de una diputada regional canaria.

Le harían falta seis votos más a favor, hipótesis poco probable, o que en una segunda votación hubiera once abstenciones de los que hasta ahora le han rechazado, de modo que ganaría por mayoría simple.

Entre los dirigentes socialistas hay división de opiniones, entre quienes mantienen el “no” a la investidura de Rajoy y quienes se abren a la hipótesis de una abstención “técnica”, que simplemente sirviera para establecer un nuevo Gobierno, sin prestar más apoyo político.

Unos trescientos dirigentes del PSOE se reunirán, previsiblemente el 23 de octubre en un Comité Federal -máximo órgano de dirección entre congresos- para decidir qué hacer y de ahí saldrá la continuidad de Rajoy o la convocatoria de elecciones legislativas para diciembre.

Síguenos por @800noticias