+VIDEO | Así se vivió el emotivo adiós de “Big Papi” a la afición de los Medias Rojas | 800Noticias
800Noticias
Deportes Beisbol

Redacción 800 Noticias / con información de MLB

“Big Papi”, quien cumplirá 41 años de edad el próximo mes, había anunciado con amplio tiempo que el 2016 sería su última campaña como jugador activo de Grandes Ligas. Y así ocurrió.

Ortiz dijo tras el juego que se le han ido las emociones tres veces en las últimas tres semanas. La primera fue cuando supo de la muerte del cubano José Fernández, lanzador de los Marlins que falleció a los 24 años de edad el 25 de septiembre en un accidente marítimo.

La segunda vez fue el último fin de semana de la temporada regular, cuando recibió tres homenajes de parte de los Medias Rojas previo a cada juego de Boston en su serie contra los Azulejos en el estadio Fenway Park.

La tercera fue la noche de este lunes, a las 10:01 hora del Este de Estados Unidos, cuando el público congregado en estadio pidió al popular jugador que saliera a saludarles una última vez con el uniforme puesto tras la eliminación de los patirrojos.

“En realidad, las primeras dos veces al menos sabía que iba a seguir jugando béisbol, que faltaban más juegos”, dijo Ortiz. “Pero (el lunes) cuando caminé hasta el montículo (para saludar a la fanaticada), me di cuenta de que era la última vez que iba a hacer eso como jugador. Ahí se me fueron las emociones”.

La multitud permaneció de pie durante largos minutos, ovacionando a Ortiz y con centenares de personas mostrando pancartas y letreros alusivos al robusto jugador. Tanto el pelotero como muchos aficionados no pudieron evitar las lágrimas.

En total, el dominicano conectó 541 cuadrangulares en una carrera de 20 años, con 1.769 impulsadas. Su impacto en la ciudad de Boston ha sido incalculable, desde sus aportes en los primeros tres títulos de los Medias Rojas (2004, 2007 y 2013) desde 1908 hasta su presencia en la comunidad de la región de Nueva Inglaterra, además de la República Dominicana.

“Él va a tener un lugar especial en los corazones de mucha gente”, dijo el manager de los Indios, Terry Francona, quien dirigió a Ortiz durante ocho años en Boston y fue el piloto del equipo campeón en 2004 y 2007.

Homenajes a granel

No faltaron los homenajes durante toda la temporada regular en los estadios de los diferentes rivales de los Medias Rojas, que incluyeron una tabla de surf de parte de los Padres, ropa de vaquero de los Astros y los Rangers (equipos texanos), una botella de vino de los Atléticos y hasta el mismo teléfono que rompió Ortiz en medio de una rabia de parte de los Orioles en Baltimore.

Los actos culminaron el 2 de octubre, último día de la campaña regular, con una espectacular celebración en la que se anunció que un puente y una calle cerca del estadio llevarán el nombre de David Ortiz, además del retiro inminente del número 34 de Big Papi.

La llegada de Ortiz a Boston en el 2003 definitivamente coincidió con el inicio de una época de oro de los Medias Rojas, que clasificaron para los playoffs en ocho de las 14 campañas del dominicano con ese uniforme.

Su momento en el terreno de más trascendencia fue en 2004, cuando Ortiz fue figura clave al romper los Medias Rojas de romper la “Maldición del Bambino” y ganar su primera Serie Mundial desde 1918. Esa celebración ocurrió el 27 de octubre de 2004 al Boston completar una barrida frente a los Cardenales en San Luis.

Ahora, después de tantos triunfos y tantos momentos inolvidables, llegó la despedida definitiva. “A nivel mental creo que estoy listo (para el retiro)”, dijo Ortiz. “No puedo pedirle a Dios más de lo que me dio. Estoy contento y orgulloso de salir de esta manera”.

Síguenos por @800noticias