Vicepresidenta de Perú renuncia al Partido Nacionalista | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Lima, Perú | AFP | El presidente peruano, Ollanta Humala, aseguró el sábado que la primera vicepresidenta del Perú, Marisol Espinoza, no le comunicó su renuncia al Partido Nacionalista y que tampoco lo hizo a la presidenta de la agrupación política, su esposa, Nadine Heredia.

“No tenía conocimiento, jamás me comunicó su renuncia y tengo entendido que tampoco a la presidenta del partido”, dijo el mandatario en declaraciones al canal estatal.

La renuncia de Espinoza salió publicada el viernes en el semanario “Hildebrandt en sus trece”, con fecha de 8 de septiembre, en la que ella dice: “Es una decisión dolorosa para mi persona. Ha sido reflexionada considerando los años de trabajo para construir el Partido Nacionalista”.

Humala reveló que días antes de la salida del semanario con la noticia de la renuncia “nos hemos reunido en Palacio de Gobierno los tres (Humala, la presidenta del Partido Nacionalista y Espinoza) para ver temas políticos y tampoco nos anunció su decisión, ni siquiera nos insinuó”.

“Para nosotros es un tema poco claro, creemos que la congresista Espinoza es quien tiene que aclararlo”, precisó el mandatario en uno de los ambientes de Palacio de Gobierno.

Sostuvo que si él estuviera en esa situación primero tendría que informar al presidente de la República y luego a la presidenta del partido. “No hacerlo por escrito, sino personalmente”.

Marisol Espinoza, vicepresidenta de República, en su carta señala que la decisión “no interfiere con mis responsabilidades políticas, recibidas por mandato del pueblo peruano a través de elección popular y que cumpliré hasta el final de la administración del gobierno, siguiendo mi vocación democrática y mi compromiso por la patria”.

De acuerdo con la constitución, ella debe asumir el mando presidencial cuando el gobernante permanece en el exterior o ante una incapacidad.

La carta de renuncia fue fechada el 8 de septiembre, dos días antes de vencer el plazo para que militantes de algún partido puedan renunciar para poder inscribirse en otro, si es que desean participar en los comicios generales de 2016, según recuerda el legislador oficialista Teófilo Gamarra.

Con la renuncia de Espinoza, el partido gobernante se sume en una severa crisis, con una escalada de deserciones que tienen como denominador común discrepancias con la líder y esposa del presidente, Nadine Heredia. De los 47 legisladores con los que llegaron al poder, hoy sólo cuentan con 27 y se han convertido en una minoría.

Síguenos por @800noticias