Los ciudadanos de Venezuela llegan al hospital del municipio colombiano de Villa del Rosario a comprar medicinas para tratar cánceres, convulsiones e infecciones, entre otras enfermedades.

“Se venden medicamentos muy básicos: analgésicos para el dolor, antihistamínicos y anticonvulsivos, pero muy poquitos. Mientras que medicamentos oncológicos, de diálisis y de VIH no los estamos manejando. Insulinas tampoco”, dijo  Andrea Quintero, funcionaria del Hospital de Villa del Rosario.

El de Martha Blanco es uno de los casos de venezolanos que, por necesidad, cruza la frontera en busca de los medicamentos que no consigue en su país para tratar la enfermedad de su hijo.

“Ahorita (el niño) tiene problemas de infección de la garganta y lo que es más común no se consigue, la Amoxicilina y la Buscapina para el estómago”, manifestó Blanco.

Caso similar es el de Lizeth Algeviz, que viajó a Colombia por segunda vez en busca de una “medicina para una señora que es bipolar, que no consigo en Venezuela”.

Explicó que es la segunda vez que ingresa a Colombia en donde muestra la fórmula médica y la cédula y la dejan pasar. “Por eso he entrado y aquí lo atienden muy bien a uno”, afirmó.

La GNB abre el paso fronterizo para la compra de medicamentos en Colombia.