Venezolana escapa de red de prostitución de Curazao | 800Noticias
800Noticias
Nacionales Sucesos

Redacción 800 Noticias/Cactus24

Familiares de una estudiante de 20 años, que salió de Punto Fijo con rumbo a Curazao, denunciaron que la policía de esta isla la mantiene retenida e incomunicada desde el pasado sábado aparentemente bajo investigaciones por el robo de 2 mil dólares.

Como lo informó 800 Noticias el pasado viernes, la joven venezolana fue reportada como desaparecida luego de arribar por unas horas a Curazao. 

Los denunciantes aseguran que su hija no está involucrada en ningún hecho delictivo y que la llevaron engañada hacia las Antillas Neerlandesas.

La incertidumbre por desconocer el estatus de Belfimar Camacho mantiene a su familia en angustia,  pues información extraoficial les indica que la joven está retenida en la estación policial de Río Canario tras la acusación de propietarios de un  restaurant quienes la denunciaron luego que  la joven se les escapara.

Ben-Hur Camacho, Finlandia de Camacho y Benfilca Camacho, padres y hermana respectivamente, señalaron que Belfimar partió desde el aeropuerto Josefa Camejo con destino a la isla acompañada de un hombre de apellido Hernández a quien conocieron el sábado 8 de este mes cuando llegó a buscarla a su casa con la promesa de ubicarle un trabajo como mesonera a través de una pareja de “amigos” propietarios del restaurant “Bandera Grill”.

La joven tiene 20 años, estudia quinto semestre de Derecho en una universidad de Punto Fijo y por razones económicas no pudo inscribir este semestre, por lo que aprovechar la oportunidad de vivir por un tiempo en la isla caribeña y ayudar a su familia.

Desde que pisó la isla, mantuvo frecuente comunicación telefónica y comentó a su mamá que la pareja de curazoleños le habían asignado una habitación muy cómoda más no se ocuparon de ofrecerle comida.

La muchacha también le comentó a su familiar, con extrañeza, que el domingo la dueña del restaurant la cambió a otra habitación pero lo que le causó suspicacia fue que el local tenía espacios utilizados para otro tipo de entretenimiento para adultos, por lo que no quiso quedarse en el lugar.

La preocupada progenitora le recomendó a la joven estudiante que buscara la manera de salir del restaurant. Belfimar siguió el consejo de su madre, le contó a un cliente lo que estaba sucediendo y éste acudió a la estación policial más cercana al local.

La joven logró salir del negocio con la ayuda del ciudadano quien buscó dos agentes policiales, la puso en resguardo con una familia venezolana que intenta establecerse en la isla y la llevaron hasta la estación policial el pasado sábado 15 para que enfrentara la denuncia del supuesto robo de los dos mil dólares.

A las 8:49 pm fue la última conversación telefónica que desde Punto Fijo sostuvieron con ella sus familiares, cuando a gritos les pidió ayuda y dijo que la trasladarían a un “sitio de resguardo”.

Con la angustia de un padre que tiene a un hijo en peligro,  Ben-Hur Camacho hizo trámites para conseguir pasaje a Curazao, realiza gestiones a través del consulado a fin de resolver la situación legal de la joven e intenta traerla de vuelta a su casa.

Las autoridades venezolanas están tras la pista de estas redes que operan desde la Península hacia Aruba y Curazao, aprovechándose de jóvenes que buscan un mejor futuro y aceptan viajar  con la promesa de un trabajo digno.

joven-desaparecida-en-curazao

 

Síguenos por @800noticias