Vendedor de Río busca a señora que le pagó por error 25 dólares por caramelos | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento Curiosidades

EFE

 Un vendedor ambulante brasileño de Río de Janeiro está buscando desde hace días a través de las redes sociales a una señora que le pagó por error 25 dólares (100 reales) por unos caramelos que en realidad costaban 0,50 céntimos de dólar (2 reales).

El joven, Phellipe Guimaraes, tiene 27 años y acostumbra a vender dulces en los autobuses urbanos de Río, donde sucedió este episodio que se hizo viral después de que él mismo lo publicase en su cuenta de Facebook.

Según narró Guimaraes en la publicación, el pasado miércoles una señora quiso comprarle unos caramelos que costaban 2 reales (unos 0,50 dólares) y, en lugar de entregarle un billete de ese valor, le entregó uno de 100 (unos 25 dólares), que es de un tono azulado parecido y estaba doblado varias veces.

En el momento, el vendedor guardó el billete y no reparó del malentendido hasta que, unos minutos después, paró a contar el dinero.

Enseguida, sobre las 9 horas, Guimaraes escribió el anuncio en Facebook, en el que incluyó una breve descripción de la buscada: “Esta señora estaba en la (línea de autobús) 383 sentido centro, tenía el pelo rubio, un tatuaje de una mariposa blanca en la mano y un bolso con estampado de leopardo”, reza el texto.

Junto a una foto que acompaña la publicación en la que se puede ver el billete de 100 reales doblado, Guimaraes apela a sus seguidores.

“Quiero encontrarla para devolverle su dinero, cuento con su ayuda. QUE DIOS NOS AYUDE A ENCONTRAR A ESA SEÑORA. GRACIAS DESDE YA”, concluye el mensaje, que ya tuvo más de 3.000 reacciones y fue compartido más de 5.000 veces.

Después de hacerse viral gracias al calor de los internautas, los medios de comunicación brasileños se hicieron eco de la historia y exaltaron su acción como un ejemplo de honestidad.

Según relataron este lunes en un noticiario de “O Globo”, Guimaraes fue despedido de su trabajo como soldador en un astillero el pasado mes de diciembre, por lo que decidió comenzar a vender dulces para ayudar con la manutención de su mujer y sus dos hijos pequeños.

Además, según él mismo narró al medio, el pasado lunes, tres días antes del episodio con el dinero de la señora, Guimaraes fue asaltado y unos ladrones le robaron el teléfono móvil y el dinero que llevaba encima para pagar la escuela de su hijo, un pago que aún no ha conseguido efectuar.

Por su parte, el joven explica con naturalidad lo que él llama de “una actitud simple”: “Solo quiero devolver lo que no es mío”, expresó a la cadena.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias