Vaticano en la ExpoMilán 2015 propone alimento material y espiritual | 800Noticias
800Noticias
Religión

Ciudad del Vaticano, Santa Sede |AFP. La Santa Sede presentó este martes su pabellón para la Exposición Universal de Milán que se inaugura en mayo en el que promoverá alimentos materiales y espirituales, con el principio de que la religión es también el alimento del alma.

Bajo los lemas bíblicos “No solo de pan” y “danos hoy nuestro pan”, la iglesia católica invita a reflexionar sobre el hambre en general, la del pobre y miserable hasta la más profunda, la del alma.

La ExpoMilán 2015, un evento que reunirá a 144 países y tres organizaciones internacionales, y cuyo objetivo es reflexionar sobre los grandes retos de la humanidad, como el hambre, la desnutrición, la seguridad alimentaria y la agricultura sostenible, tienen como lema ‘Alimentar el planeta, Energía para la vida’.

En ese contexto, el pabellón de la Santa Sede, de 360 metros cuadrados, un enorme bloque blanco con una pared amarilla, decorado con la célebre pintura de Tintoreto, la “Ultima Cena” y un tapiz de Rubens, deberá contribuir a entender el hambre no sólo como un problema técnico y científico sino también ético.

“Es el hambre del hombre, entendida de la forma más amplia”, explicó monseñor Giovanni Pietro Dal Toso, secretario del Pontificio Consejo “Cor Unum”, entre los responsables del pabellón.

Una mesa “interactiva” de 11 metros, con  video proyectores, será instalada en medio del pabellón como emblema de sus múltiples usos y significados: mesa para cocinar, estudiar, trabajar, debatir, reunirse, etc.

Una serie de filmes serán proyectados para ilustrar experiencias de ayuda en el mundo.

La Universidad Católica del Sacro Cuore y el Hospital Pediátrico Bambino Gesù figuran entre los responsables científicos del pabellón por lo que programaron varios temas de reflexión durante los seis meses de duración del gran evento.

La instalación costó tres millones de euros y fue cofinanciada por la Santa Sede, el arzobispado de Milán y la Conferencia Episcopal Italiana.

“Será una presencia sobria, casi minimalista. No propone un producto sino que quiere comunicar un mensaje”, explicó el cardenal Gianfranco Ravasi, “ministro de la Cultura” del Vaticano.

Le Santa Sede participa desde 1851 en las exposiciones universales y dejó de asistir sólo a la de Shanghai, en 2010, debido que China y el Vaticano no mantienen relaciones diplomáticas.