“Una tragedia” | La Casa Blanca cree que muerte de niña guatemalteca era “evitable” | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

La Casa Blanca afirmó este viernes que la muerte de una menor inmigrante, bajo custodia de EE.UU. tras cruzar la frontera desde México, hubiera sido evitable con “leyes que desincentiven” la inmigración irregular.

“Es una muerte innecesaria y es 100 % evitable”, dijo uno de los portavoces de la Casa Blanca, Hogan Gidley, a la prensa.

Patrulla fronteriza en frontera EEUU - México

“Si pudiéramos unirnos y aprobar algunas leyes de sentido común que desincentiven a la gente que llega de la frontera y les anime a hacerlo en la manera correcta, la manera legal, entonces ese tipo de muertes, ese tipo de asaltos, ese tipo de violaciones, el contrabando de menores, el tráfico de seres humanos, todo eso acabaría”, apuntó.

Gidley señaló que la Casa Blanca espera que los demócratas se unan al presidente, Donald Trump.

El portavoz describió lo ocurrido a la menor de “situación trágica” y recordó los peligros que afrontan aquellos que deciden cruzar la frontera sur del país ilegalmente.

Leer también: Una niña migrante de 7 años muere deshidratada bajo la custodia de EE.UU.

El diario The Washington Post se hizo eco ayer de un comunicado de la Patrulla Fronteriza, que informaba de la muerte de una menor guatemalteca por deshidratación y extenuación horas después de cruzar la frontera desde México con su padre y ser detenida por este cuerpo.

De acuerdo con la Patrulla, la niña, de siete años, y su padre fueron detenidos la noche del pasado 6 de diciembre al sur de Lordsburg (Nuevo México) tras entregarse a los agentes con un grupo formado por 163 migrantes.

Hacia las 06.25 del día siguiente, unas ocho horas después de su detención, la niña empezó a tener convulsiones y fue trasladada con fiebre de 41 grados en helicóptero a un hospital de El Paso (Texas), donde llegó con paro cardíaco.

En el hospital lograron reanimarla, pero murió horas después.

Niña con su madre en frontera EEUU y México

Aunque la autopsia aún tardará algunas semanas, los médicos del Hospital Providence de El Paso indicaron que murió de choque séptico, deshidratación y fiebre.

Según el comunicado de la Patrulla Fronteriza, la niña llevaba “varios días sin comer o consumir agua” en el momento de su detención.

Esta semana el debate migratorio en EE.UU. se centró en el muro que quiere construir Trump en la frontera y al que los demócratas se oponen.

El presidente amenazó el martes con paralizar la Administración por falta de fondos si el presupuesto que debe aprobar este mes el Congreso no incluye una cantidad que considere suficiente para construir el muro en la frontera con México.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias