Una niña se convierte en la persona criogenizada más joven | 800Noticias
800Noticias
Ciencia

Tenía un tumor cerebral de 11 centímetros y, a pesar de los enormes esfuerzos médicos y familiares para salvarle la vida, Matheryn Noavaratpong murió a principios de este año. Cuando los padres de esta niña tailandesa –ambos doctores– de tan solo dos años la llevaron de urgencia al Hospital de Bangkok porque no se despertaba, sufrió varias intervenciones quirúrgicas que le supusieron la pérdida del 80% del lado izquierdo del cerebro.

Su paso por los quirófanos no dio buenos resultados y, aunque al principio los médicos vieron una pequeña esperanza de que Matheryn saliera del coma en el que había entrado, el cáncer se extendió a todo el cerebro de la pequeña. “Nos dimos cuenta de que era el final”, afirma su padre, Sahatorn Naovaratpong en ‘Motherboard’. “Estuvimos jugando con ella, abrazándola, hasta que decidimos quitarle el soporte vital”, confiesa Sahatorn, quien antes de tomar esta dura medida se había puesto en contacto con Alcor Life Extension Foundation –una organización que posibilita la criogenización–.

Tras ser aceptada como paciente, el cerebro de Matheryn fue extraído y conservado al vacío en un contenedor de acero inoxidable lleno de nitrógeno líquido en Arizona (Estados Unidos). Su cuerpo se llevó a un criorefrigerador donde permanece a bajísima temperatura a la espera de que se encuentre una cura para su cáncer y un sistema que permita regenerar su organismo. De esta manera, esta niña tailandesa se ha convertido en la persona más joven en ser criogenizada.

El Confidencial

Síguenos por @800noticias